¿Quiere recibir Revista Médica en su correo de forma gratuita?
27/09/2015 n256
La política se ha convertido en una auténtica carrera, a veces hasta de fondo, a la que llegan profesionales de diversos ámbitos que presumen de querer ayudar a los ciudadanos. Y cuando esta ayuda se tiene que proporcionar desde la institución más cercana a las personas, los ayuntamientos, el bagaje de cada responsable cuenta sobremanera. Abundan alcaldes abogados, economistas o licenciados en Ciencias Políticas, pero también los hay sanitarios. Y algunos con mucho recorrido. ‘Revista Médica’ localiza once municipios que han sido gobernados por sanitarios durante la última legislatura para analizar cómo ha sido su gestión.
Jesús Vicioso Hoyo

Pocas profesiones tienen una vocación de servicio directo a las personas como la de los sanitarios. Es una vocación presente, de facto, en su quehacer diario. Y, precisamente, es la misma aptitud a la que recurren, al menos dialécticamente, los políticos para explicar por qué aspiran a regir el devenir de sus conciudadanos. Ahora bien, cuando el político es médico, enfermero o farmacéutico, ambas vocaciones se han de estrechar, sobre todo si el cargo que ostentan es el de mirar por los pequeños detalles desde la institución más cercana: los ayuntamientos.

Ciertamente, no es fácil encontrar sanitarios que encabecen equipos de gobierno locales. Hay concejales en las corporaciones, pero no abundan como ‘números uno’. Eso sí, una nota singular que deja la radiografía a los once alcaldes sanitarios que ha localizado ‘Revista Médica’ en la legislatura que acaba de concluir es que cuando entran, lo hacen para bastante tiempo en la mayoría de los casos. Y también más de la mitad sigue al frente de un consistorio en la nueva etapa política.

Pero además de esta nota, que concierne directamente a los votantes afectados, hay otros datos a los que recurrir para valorar la gestión realizada en los últimos cuatro años, impregnados de intentos de recuperar la crisis económica. Uno de ellos es el de la estadística de la deuda viva de los municipios, es decir, lo que tienen pendiente de abonar las arcas de cada municipio. Este baremo es de los más valorados por los responsables de las administraciones públicas, especialmente a nivel estatal y más aún en los últimos tiempos, donde la directriz del Gobierno central, basada en las directrices comunitarias, para toda la legislatura fue la contención del gasto para evitar disparar los déficits.

En este aspecto, seis de los once municipios con jefes sanitarios entre 2011 y 2014 [Guadalajara, San Sebastián, Leiro (Orense), Cartelle (Orense), Oyón (Álava), Meira (Lugo), Teo (La Coruña), Pontevedra, Cervera del Río Alhama (La Rioja) y Montehermoso (Cáceres)] han logrado una variación interanual de la deuda viva en el último ejercicio mayor que la media registrada a nivel nacional, de acuerdo con las cifras del Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas. Y, además, todos, salvo uno, tienen una deuda por habitante muy por debajo de la media del conjunto de entidades locales deudoras.
GUADALAJARA (83.720 habitantes)
Médico defensor de la sanidad en la ciudad y en el Congreso

Antonio Román Jasanada capitanea la alcaldía guadalajareña por el PP desde 2007. Conocido en el mundo del deporte (fue jugador profesional de balonmano), se declara, ante todo, médico.

Antonio Román, alcalde de Guadalajara

En los últimos comicios, al igual que ocurrió en 2011, volvió a ganar, aunque en esta ocasión perdió la mayoría absoluta y necesitó del apoyo de Ciudadanos para mantener el sillón principal del salón de plenos.

El además vicepresidente de la Comisión de Sanidad del Congreso de los Diputados, cámara en la que ya fue diputado también con anterioridad, no cobra retribución como alcalde, “salvo dietas correspondientes por la asistencia a los órganos colegiados a los que pertenece”, y es médico del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha (Sescam). En su amplio currículo político cuenta en su haber con otra legislatura anterior en el Congreso y con una en la Cámara Alta.

La deuda del ayuntamiento de este médico internista subió un 2,55 por ciento en los cuatro años del periodo 2011-2014, pero en el último año, bajó un 2,06, hasta situarse en los 29,2 millones de euros, lo que hace que, por ciudadano, sean 348,94 euros (321 menos que la media nacional).
SAN SEBASTIÁN (186.126 habitantes)
El ‘abertzale’ con las cuentas a contracorriente

El exalcalde de San Sebastián Juan Carlos Izagirre.

Juan Carlos Izagirre, conocido como ‘Txapela’, apeó de la Alcaldía, tras dos décadas al frente, a Odón Elorza. En el momento de coger el bastón de mando, este político ‘amateur’ de Bildu era médico de Familia con plaza en Urgencias Extrahospitalarias y tenía una consulta privada centrada en la Medicina del Deporte.

Su labor al frente del Ayuntamiento donostiarra no contentó lo suficiente a la ciudadanía, cuyo respaldo hizo que su candidatura quedase en tercer lugar durante las pasadas elecciones del 24-M, insuficiente para encabezar de nuevo la Corporación donostiarra.

Con este médico ‘abertzale’, el Consistorio aumentó la deuda notablemente. De hecho, es el único de los once municipios con alcaldes sanitarios radiografiados por ‘Revista Médica’ que aumentó entre 2013 y 2014 la deuda vida de las arcas municipales: un 2,2 por ciento más (hasta los 98,392 millones de euros), frente a la caída media nacional del 8,8 por ciento, es decir, 10 puntos de diferencia. Con este salto, Izagirre subió la deuda por habitante hasta los 528,63 euros, la tercera más alta de los ayuntamientos gobernados por alcaldes sanitarios.
BARCELONA (1.602.386 habitantes)
El exconsejero sanitario que fue 'alcalde condal' a la tercera

Xavier Trias, exalcalde de Barcelona.

 A Xavier Trias le costó lo suyo acceder a la Alcaldía de la ciudad condal. Hasta en tres ocasiones se tuvo que presentar este médico y cirujano especializado en Pediatría y con una amplia formación tras la carrera que lo llevó por diversos países europeos. Sin embargo, en 2011 llegó al sillón de regidor con el sello de la extinta CiU, aunque lo logró la reválida y sacó 10 concejales en las últimas elecciones, uno menos que la lista de su sucesora en el cargo, Ada Colau. Con un notable bagaje investigador, y con diversos cargos de prestigio médico a nivel nacional (responsable de hospitales de la OMC) y autonómicos, en la década de los 80 del siglo pasado desembarcó en política, y entre otras carteras, ha llevado la Dirección General de Ordenación y Planificación Sanitaria y la Dirección General del Instituto Catalán de la Salud. Más tarde fue nombrado consejero de Sanidad, donde ganó prestigio y participó activamente en el desarrollo y consolidación de la idiosincrasia de la sanidad catalana. También fue consejero de Presidencia, lo que le colocó como mano derecha de Jordi Pujol. 

El primer año de la legislatura de Trías, el Ayuntamiento de la ciudad condal acabó con una deuda viva de 1.090 millones de euros, mientras que en el último ejercicio completo del médico concluyó con 977 millones, es decir, se redujo la deuda un 10,30 por ciento en cuatro años. Solo entre 2013 y 2014, la deuda se aminoró en 37,44 puntos porcentuales, lo que evidencia el trabajo del equipo de Gobierno liderado por el médico catalán. Eso sí, si se desgrana por habitante, la cantidad adeudada es la segunda más grande de las ciudades capitaneadas por sanitarios: 610 euros (60 menos que la media nacional). 
LEIRO, Orense (1.675 habitantes)
Continuo respaldo al farmacéutico del pueblo

Francisco José Fernández, alcalde de Leiro

El popular Francisco José Fernández Pérez es de los alcaldes sanitarios más veteranos. Farmacéutico titular y propietario de oficina de farmacia situada en una plaza del pueblo desde 1982,empezó a presidir los plenos municipales en 1995, y lo seguirá haciendo durante otros cuatro años más, gracias a mayorías absolutas continuas.

El aplastante 56 por ciento de respaldo en las urnas certifica que sus conciudadanos están más que contentos con su gestión, y eso que compagina sus labores de alcalde con las de senador. Entre otros cargos institucionales que ha ostentado,sobresale el de la presidencia del Colegio de Farmacéuticos de Orense, durante dos años (2010 y 2011).


La deuda del Ayuntamiento de Leiro con el farmacéutico Fernández es envidiable: no existe. Desde 2012, el equipo de Gobierno tiene un más que positivo ‘rosco’ en la casilla del ‘debe’.
CARTELLE, Orense (2.944 habitantes)
Una alcaldesa y médica de Primaria de ‘record’

Carmen Leyte, alcaldesa de Cartelle (Orense), en el Senado

Casi un cuarto de siglo lleva la médico de Atención Primaria Carmen Leyte al frente de la Casa Consistorial de este pueblo gallego. Está claro que a su gente le gusta cómo lo hace legislatura tras legislatura, desde 1991, y Leyte seguirá dando sus ‘recetas’ a Cartelle otros cuatro años, donde, al contrario que ocurrió en gran parte de Galicia, con ella como ‘número uno’ de candidatura reforzó su equipo de Gobierno: ganó un concejal respecto al periodo 2011-2014.

La facultativa del Servicio Gallego de Salud en servicios especiales compagina su labor política con su escaño en el Senado, y es toda una ‘pope’ de los populares gallegos. Entre otros puestos, es vicesecretaria del PP de Orense.

El aumento de la deuda viva en 2012, como fue tónica general en todos los ayuntamientos españoles, fue importante (+82,65 por ciento en toda la legislatura), pero, eso sí, en el último año Leyte consiguió adelgazar la deuda en un 10,33 por ciento, casi tres puntos por debajo de la media, hasta dejarla en 117 euros por habitante (553 menos que en conjunto de los ayuntamientos españoles).
Alcaldes sanitarios recién aterrizados
Unos regidores con profesiones sanitarias se han marchado, pero otros han entrado en el mapa de los ayuntamientos. Este es el caso del alcalde de Parla, Luis Martínez Hervás, que logró ganar con el PP donde nunca lo había hecho. Licenciado en Medicina, hasta su llegada, la ciudad madrileña nunca había tenido un alcalde no socialista.

También médico es el ahora máximo responsable del Ayuntamiento de Murcia, el popular José Ballesta Germán. Entre otros cargos, fue rector de la Universidad de la misma región uniprovincial y en su equipo de Gobierno, Ballesta no ha dudado en contar con otro médico, José Felipe Coello.

En Sabadell (Barcelona), el farmacéutico nacionalista de ERC Julián Fernández Olivares, de orígenes manchegos, se ha hecho con el bastón de mando, pese a ser cabeza de la tercera lista más votada.

Otro sanitario elegido alcalde es Antonio Molina, de La Zubia (Granada). Este enfermero, como sus compañeros de Ganemos (candidatura municipal vinculada a Podemos) del Gobierno local, no cobrará por su función pública. De hecho, compaginará su labor de regidor con el de enfermero del Servicio Andaluz de Salud (SAS), destinado en el Centro Regional de Transfusión Sanguínea.
OYÓN, Álava (3.298 habitantes)
Enfermero ‘viral’ que ganó, pero sin poder revalidar el puesto

El enfermero Rubén Garrido logró salir en los medios generalistas nacionales hasta en dos ocasiones durante los últimos cuatro años, nada fácil para un alcalde de un pueblo pequeño. La primera vez fue por una huelga de hambre que protagonizó a finales de 2011

Rubén Garrido, exalcalde de Oyón (Álava), junto a Alfonso Alonso e Iñaki Oyarzábal.

2011 (es decir, con solo unos meses de experiencia en la Alcaldía) frente a las puertas del Gobierno de La Rioja. ¿El motivo? Reivindicar la restitución del servicio sanitario en La Rioja Alavesa, en la que se enmarca Oyón. Hasta el hoy ministro de Sanidad, Alfonso Alonso, lo visitó en calidad de presidente del PP alavés y le mostró su apoyo absoluto.

Durante la precampaña de las últimas municipales, este enfermero volvió a ser noticia de alcance estatal gracias al vídeo promocional que protagonizó. Su singular puesta en escena y música (Garrido sale con bata, desde el consultorio, para pasear por el pueblo mientras canta con otros compañeros) hizo que se viralizase, hasta el punto de que se proyectó en televisiones latinoamericanas e, incluso, suizas, como él mismo reconoció. El alcalde-enfermero ganó las elecciones el pasado 24-M, pero su resultado no le sirvió para consolidar el puesto, que se quedó en manos del PNV.

No gestionó nada mal el Ayuntamiento el sanitario, al menos en términos de cuentas pendientes. En los cuatro años que gobernó, redujo la deuda viva un 44 por ciento, y solo en el último año logró un descenso de 18 puntos, cinco por encima de la media nacional, hasta quedarse en los 366 euros por vecino.
MEIRA, Lugo (1.731 habitantes)
De exclusividad en la Alcaldía a compaginarla con Enfermería

Ramiro Pérez, exalcalde de Meira (Lugo). Foto: La Voz de Galicia

Otro enfermero del PP, en este caso Ramiro Pérez, consiguió la vara de alcalde, la de Meira, en 2011. Su formación había la perdido en 2007, momento hasta el que solo había sido concejal. De perfil moderado, mantenía una estrecha relación con sus conciudadanos gracias a, precisamente, su trabajo enfermero.

Para muestra de su ‘pulso’ a la sociedad, un botón: Pérez comenzó su etapa de gobierno liberado en exclusividad y, sin embargo, en el ecuador de la legislatura dio marcha atrás y compaginó su responsabilidad política con el regreso parcial al ejercicio de su profesión sanitaria. Tras ser apeado de la presidencia de la Corporación de Meira, ahora defiende la portavocía del PP en los plenos.

Bajo su mandato, la localidad lucense incrementó notablemente la deuda: pasó desde los 239.000 euros a los 659.794, pero, eso sí, en la recta final enmendó la plana y en los últimos doce meses de 2014 la redujo un 21 por ciento (frente al 13 por ciento nacional), situando la cantidad por habitante en 381 euros.
TEO, La Coruña (18.254 habitantes)
El sucesor de Beiras que dio el salto a Santiago

Martiño Noriega Sáchez, exalcalde de Teo

El médico Martiño Noriega Sánchez vistió los colores del Bloque Nacionalista Gallego (BNG) para encabezar los carteles de su lista al Ayuntamiento de esta ciudad coruñesa. Logró la Alcaldía en 2007 y la consolidó en un segundo mandato.

Llamado a ser el sucesor de Xosé Manuel Beiras por los simpatizantes de los buenos años del BNG, tras los resultados de las pasadas municipales, volvió a conseguir ser alcalde, pero esta vez de Santiago de Compostela. Lo hizo bajo el signo de la coalición Compostela Abierta, una lista apoyada, entre otras formaciones, por Podemos, Izquierda Unida y Equo. Antes de su etapa política, fue médico de Familia e, incluso, trabajó como coordinador de la Fundación de Urgencias Sanitarias 061.

Las cifras de la deuda avalan su labor al frente de Teo, al menos en la esfera económica. En términos globales, subió el ‘debe’ de las arcas municipales 1,8 puntos, aunque, eso sí, entre 2013 y 2014 redujo lo que quedaba en un 30 por ciento, 18 puntos por encima de la media de los pueblos de hasta 20.000 habitantes, dejándola en 120 euros por censado.
PONTEVEDRA (82.946 habitantes)
Nacionalista de larga trayectoria y con premio internacional

Miguel Anxo Fernández Lores, alcalde de Pontevedra

Miguel Anxo Fernández Lore, médico de profesión y miembro del BNG, en 1999 logró convertirse en el primer alcalde nacionalista de la ciudad, la misma en la que ejercía de médico hasta su dedicación en exclusiva a la política local.

Siempre ha necesitado de los socialistas gallegos para ser regidor, pero ha defendido bien la plaza, hasta el punto de que en su labor al frente del municipio fue reconocida con el Premio Nacional Pablo de Tarso que concede el alcalde el Instituto Mexicano de Evaluación junto a la Universidad Pontificia de Salamanca.

Durante la última legislatura trabajó arduamente para reducir la deuda viva que él mismo había generado: en 2011 era de 23,9 millones de euros, un 34 por ciento más que la cifra con la que acabó 2014 (15,69 millones; 189 por habitante). Comparando el resultado de la ciudad en la deuda del último año con la media de los Ayuntamientos del mismo tamaño poblacional, la caída fue más que notable: Pontevedra obtuvo una variación interanual del 18 por ciento, 10 puntos por encima del dato nacional.
CERVERA DEL RÍO ALHAMA, La Rioja (2.510 hab.)
La deuda ‘record’ que pone fin a dos décadas de un referente

José Luis Sanz, exalcalde de Cervera del Río

José Luis Sanz, enfermero y del PP, cerró en las últimas elecciones una etapa de dos décadas al frente del consistorio riojano. Contaba con el total respaldo de su partido, quien había confiado en él por sexta vez para mantener el sillón de regidor. Pero las urnas lo sacaron del despacho de alcalde.

La facultativa del Servicio Gallego de Salud en servicios especiales compagina su labor política con su escaño en el Senado, y es toda una ‘pope’ de los populares gallegos. Entre otros puestos, es vicesecretaria del PP de Orense.

A Sanz se le fue la mano con la deuda viva, que creció un 283 por ciento entre 2011 y 2014 (545.000 y 2.088.674 euros, respectivamente). Intentó recudirla en el último ejercicio completo de la legislatura (-8,65 por ciento), pero de nada valió para aminorar la deuda por habitante: 832,27 euros (162 euros por encima de la media nacional).
MONTEHERMOSO, Cáceres (5.855 habitantes)
El enfermero que entra en el parlamento extremeño

Carlos Labrador, exalcalde de  Montehermoso.

Carlos Labrador Pulido, en del PSOE, es un enfermero muy querido en su pueblo, empíricamente hablando: con apenas treinta años ocupó la Alcaldía de Montehermoso y la mantuvo durante tres legislaturas.

El propio sanitario decidió, en la última campaña electoral, dar un paso atrás y poner fin a su etapa como regidor (su partido sigue al frente del Ayuntamiento, pero ahora con una mujer como alcaldesa). Sin embargo, sigue en política, aunque ahora mucho más cerca del presidente autonómico, el también sanitario Guillermo Fernández Vara, tras convertirse en diputado regional.

Hizo un buen trabajo en cuanto a la deuda. De entre todos los alcaldes sanitarios analizados, fue el segundo que más la redujo en cuatro años: un 76 por ciento (de 204.000 en 2011 y 48.740 en 2014). En el último año, el descenso fue el más importante: lo que quedaba de deuda viva en 2013 se rebajó un 92 por ciento a finales de 2014 (frente al 11,2 por ciento de media registrada en las ciudades del mismo tamaño). Lo que se adeuda por ciudadano se podría pagar con un billete pequeño: 8,37 por ciento.