¿Quiere recibir Revista Médica en su correo de forma gratuita?
21/06/2015 n242
Don Felipe cumple su primer año de
reinado con los deberes bien hechos.
Todas las encuestas muestran que ha
revitalizado la institución monárquica
ante la ciudadanía española. Esta es
la misma idea que comparten los
principales partidos políticos. Y, por si
fuera poco, ha establecido cambios
en la agenda de la Casa Real que
han incrementado la presencia de
otros ámbitos, más allá de los
tradicionales, en el día a día de la
familia del Jefe del Estado. La sanidad
es uno de los puntos que crecen: Desde que llegó al trono, las actividades, las
audiencias y los discursos relacionados
con el mundo sanitario han aumentado
respecto a la última etapa de Don Juan
Carlos al frente del Reino. Felipe VI es
ya todo un Rey sanitario.
Jesús Vicioso Hoyo

Hace ahora un año, Don Felipe protagonizaba la entronización más tranquila de los últimos siglos en el país. Recogía el testigo vivo de su padre, Juan Carlos I, para convertirse en Felipe VI de la mano de Doña Letizia, la hasta entonces Princesa de Asturias, y se paseaba por las calles de la capital del Reino saludando a cientos de miles de personas. Doce meses después, la agenda del Jefe del Estado y de su familia se ha intensificado con el objetivo de cumplir la encomienda de revitalizar la institución monárquica, cuyo respaldo popular estaba en franco declinar en los últimos tiempos del primer rey de la democracia. Así que para remontar el vuelo, la receta era clara: más cercanía y más participación en la vida española, especialmente en aquellos aspectos donde, hasta entonces, no habían cobrado el protagonismo suficiente.

La sanidad es uno de los ámbitos donde, según los datos de la Casa Real, más ha crecido la presencia de la familia de Felipe VI. El propio monarca ha protagonizado importantes visitas y discursos, que han contado incluso con el acompañamiento de Doña Letizia. Además, ésta participa cada vez con mayor asiduidad en citas de organizaciones relacionadas con el sector.

Las cifras así lo demuestran. Desde el 19 de junio de 2014, fecha en la que se proclamó Rey a Don Felipe, los miembros de la Casa de Su Majestad (los cuatro reyes, incluyendo a Don Juan Carlos y Doña Sofía)

Doña Letizia, en el XXV aniversario
de la ONT

han participado en 244 actividades oficiales, han tenido 111 audiencias y han ofrecido 123 discursos. En estos acontecimientos oficiales, la sanidad ha ganado músculo. Y, en algunos casos, mucho.

No hay más que comparar lo que representaba la esfera sanitaria en los actos reales del año justamente anterior a la proclamación del nuevo monarca con los doce primeros meses de Felipe VI en la Jefatura del Estado. Desde el 19 de junio de 2013 al 18 del mismo mes, pero de 2014, la sanidad estuvo presente o fue protagonista en 18 de las 410 actividades oficiales del último año de Juan Carlos I. Es decir, la sanidad participó en el 4,39 por ciento de este tipo de eventos reales. Por el contario, durante los primeros 365 días de Felipe VI, la Familia Real ha estado en 19 actos sanitarios de los 244 celebrados, por lo que el porcentaje de representación ha aumentado 3,39 puntos, un incremento que, desde luego, no es menor.

Una de las fechas más marcadas para la sanidad de este primer año de reinado fue la del pasado 10 de febrero, cuando los Reyes acudieron al Hospital Nacional de Parapléjicos de Toledo con motivo de su cuarenta aniversario. Felipe VI aseguró que el centro es “un ejemplo de solidaridad y cohesión para los españoles”, destacó la labor de los profesionales y tuvo unas palabras especiales para los pacientes:

Los Reyes visitan el Hospital de Parapléjicos de Toledo por su 40º aniversario.

“Necesitamos que los españoles nos miremos más en vosotros, en vuestro ejemplo. Necesitamos vuestra ayuda. España está incompleta sin vosotros”, expresó.

Días después, Doña Letizia presidió otro de los actos más especiales del curso sanitario, como fue el acto oficial con motivo del Día Mundial de las Enfermedades Raras, que acogió el Palacio del Senado. De hecho, la Reina ha sido, con el visto bueno de Don Felipe, la más activa en este tipo de actos, pues ha participado, además, en diversas reuniones de trabajo de la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC), de la que es presidenta de honor. El cáncer, desde luego, ha sido parte fundamental de la agenda real, ya que a los actos de la organización liderada por Isabel Oriol, se suman otras actividades, como la inauguración del International Symposium on Cancers of the Skin, delebrado en Madrid, o la clausura de la segunda edición del Congreso Iberoamericano de Enfermedades Raras, que tuvo lugar en Moita (Portugal).

Mención aparte merece la participación de la Reina Letizia en el vigesimoquinto aniversario de la Organización Nacional de Trasplantes (ONT), ente al que elogió profusamente en presencia de su director, Rafael Matesanz, y de la todavía ministra de Sanidad, Ana Mato. “Hay una organización como la ONT que nos une a todos alrededor de valores inapelables”, manifestó.

También Doña Sofía ha acudido a varias actividades sanitarias en el primer año de su hijo como rey, como en la inauguración del II Congreso Internacional de Investigación e Innovación en Enfermedades Neurodegenerativas. No obstante, Don Juan Carlos ha sido el único que no ha tenido en su agenda actividades oficiales de este ámbito.
Alfonso Alonso, primer juramento ministerial ante Don Felipe El juramento de Alfonso Alonso en el Palacio de La Zarzuela como ministro de Sanidad tras la dimisión de Ana Mato ha sido el primer acto de este tipo en presidir Don Felipe, el pasado 3 de diciembre de 2014. El anterior cambio del Ejecutivo de Mariano Rajoy, el de Isabel García Tejerina como responsable de la cartera de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente,

Alfonso Alonso jura ante Felipe VI.

para suceder a Miguel Arias Cañete, fue en presencia de Don Juan Carlos y de Doña Sofía. En el caso del jefe de la sanidad española, no acudió, como en el caso anterior, la Reina.

Alfonso Alonso juró su cargo ante un crucifijo, un ejemplar facsímil de la Constitución editado por las Cortes Generales en 1980, abierto por el artículo 100, así como una Biblia editada en Valencia en 1791, propiedad de Carlos IV, abierta por el Antiguo Testamento, Libro de los Números, capítulo 30, del voto de juramento, página 157. En el acto estuvieron presentes el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy; la vicepresidenta del Gobierno y ministra de la Presidencia, Soraya Sáenz de Santamaría; el ministro de Justicia, Rafael Catalá Polo, que actuó en calidad de Notario del Reino, y el director general de los Registros y del Notariado, Francisco Javier Gómez Gálligo.
Más audiencias y discursos
En las dos partes de las agendas que más han crecido también hay más papel sanitario. Entre 2013 y 2014, los Reyes y los entonces Príncipes de Asturias departieron 90 audiencias, de las que tres se enmarcaron en el sector sanitario. Traducido a términos porcentuales, la presencia del sector se resumía en un 3,3 por ciento. Un año después, se produjeron 4 vinculadas al mundo sanitario, pero, eso sí,

Don Felipe saluda a Pedro Luis Alonso Fernández, director del Programa Mundial para la Malaria (OMS).

respecto a las 111 del total con Felipe VI, con lo que aquí, aun habiendo aumento, fue el menor de todos, de solo tres décimas.

Estas audiencias han sido protagonizadas por una representación de la Federación de Diabéticos Españoles (FEDE), a parte de los asistentes del International Symposium on Cancers of the Skin, otra con la que fuera ministra de Sanidad, Ana Mato, y la secretaria de Estado de Servicios Sociales e Igualdad, Susana Camarero, y, finalmente, otra con representantes de la Asociación Piel de Mariposa (Debra España), que fue la primera sanitaria.

Ahora bien, más creció la referencia directa a la sanidad de los discursos reales en el último año. De acuerdo con las cifras de la Casa del Rey, ha estado presente en el 6,5 por ciento (2,3 puntos más) de las alocuciones oficiales (bien pronunciadas por los actuales Reyes como por los eméritos). En términos brutos, se ha pasado de estar presentes en 5 de los 119 discursos desde junio de 2013 a junio de 2014 a los 8 de los 123.
La Casa Real revierte la tendencia de los últimos meses de Juan Carlos I La Casa Real divide en dos partes la memoria de actividades de 2014, cada una según el Rey al frente de la Jefatura del Estado. Hasta junio, la Familia Real (integrada entonces por Don Juan Carlos y Doña Sofía como reyes; Don Felipe y Doña Letizia, como Príncipes de Asturias, y la Infanta Elena) realizó 327 actividades, tanto en España como en el extranjero. De acuerdo con el informe, los ámbitos más significativos de estas actividades han sido los relacionados con las instituciones (29 por ciento), la economía (15), las relaciones internacionales (11) y la cultura (10). En este primer periodo, la sanidad ocupó el 3,67 por ciento de los actos. En el segundo semestre, ya con Felipe VI al frente y sin su hermana Elena en la agenda, la Familia Real tuvo 269 actividades. Aquí, la sanidad representaba el 2,97 por ciento. Así pues, el segundo semestre del reinado ha revertido la tendencia a aminorar su presencia en la agenda oficial.
Mucha sanidad en los reconocimientos
en el primer aniversario

Don Felipe se ha caracterizado, desde joven, por su prudencia. Y ha sido un rasgo que ha mantenido aún más si cabe como Rey. Si los actos de su proclamación se limitaron a un breve paseo por el centro de Madrid, a un saludo en la Plaza de Oriente y a una recepción en el Palacio Real, los del aniversario se resumieron en un único acto oficial: el de la entrega de la imposición de las condecoraciones de la Orden del Mérito Civil, instituida por Alfonso XIII.

El monarca entregó, junto con Doña Letizia, estos reconocimientos que en esta ocasión tuvieron mucho guiño a la sanidad. De hecho, de entre los 38 ciudadanos a los que se les elogiado su “compromiso personal y contribución social”, hay personas relacionadas con el sector. El Rey ha impuesto la Orden a Luis Miguel García-Marquina Cascallana, paciente del Hospital de Parapléjicos de Toledo (centro que visitaron los Reyes este año); a Marta Lado Castro-Rial, médico coruñesa que permanece en Sierra Leona para colaborar en la investigación y tratamiento de los pacientes de ébola,

Los Reyes, en la entrega de las condecoraciones de la Orden al Mérito Civil, en el aniversario de la proclamación.

y Naca Pérez de Tudela, fundadora de instituciones constituidas para luchar contra las enfermedades poco frecuentes y trastornos graves del desarrollo.

La lista sanitaria de las condecoraciones al Mérito Civil se ha completado con Miguel Ángel Fernández Torán, valenciano y doctor en Medicina dedicado al turismo de balnearios; Alfonso Ventura Amatriain, médico rural navarro, a quien se le reconoce su labor ejercida con vocación, entrega y humanidad; Juan Carlos García-Valdecasas Salgado, especialista en cirugía hepática y trasplantes, que ha intervenido en cerca de 2.000 trasplantes de hígado que han devuelto la fuerza de vivir a muchas personas; Amelia Carreras, que fue paciente de cáncer de pulmón y en la actualidad ayuda a las personas que se aproximan a la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC) a través del servicio Infocáncer, y, finalmente, con José López Barneo, el prestigioso jiennense catedrático de Fisiología especializado en la investigación sobre el párkinson y que “ha creado escuela en su ámbito de actividad académica y científico”, según reza en el documento de la concesión.

La celebración del aniversario real ha sido, por tanto, mucho más sencilla que la que se celebran en otros países monárquicos, por ejemplo en Reino Unido, cuya reina celebra dos días distintos su cumpleaños con fiestas por todo lo alto.

En definitiva, el Rey Felipe ha dado más papel a la sanidad en la agenda de su familia y aunque su Casa no lo ha destacado especialmente, el balance del primer año de su reinado es más que positivo para el sector. Todavía no se han puesto unas batas blancas, pero cada vez están más cerca de ellas.