¿Quiere recibir Revista Médica en su correo de forma gratuita?
14/06/2015 n241
Con la Selectividad a punto de concluir 
(Andalucía cierra el calendario nacional)
y a la espera de que lleguen las notas que
presentar en las solicitudes de universidades,
los futuros sanitarios miran estos días
cuáles serán los centros en los que poder
estudiar las carreras de sus sueños. Es
una decisión tan relevante como complicada
y compleja: ¿cuál es la mejor facultad para
cursar carreras sanitarias? ‘Revista Médica’ recopila algunos de los rankings más relevantes para ‘ordenar’ las instituciones de educación superior dependiendo de los intereses académicos de los médicos, enfermeros, farmacéuticos, entre otros profesionales del sector, del mañana.
Jesús Vicioso Hoyo

La nota cosechada en Secundaria y Selectividad es solo un ‘mero trámite’ para acceder a la universidad. Pero, ¿cuál es la mejor elección para hipotecar, formativamente hablando, los próximos años de los futuros sanitarios españoles? En el caso de poder elegir, no es fácil decantarse por una facultad en concreto: el salto entre el instituto y la educación superior es demasiado complejo como para tomárselo a la ligera. Y como hoy en día es fácil ‘medir’ empíricamente frente a la opinión de familiares, amigos que tuvieron sus propios condicionantes e incluso desconocidos que dan su visión parcial en internet, recurrir a los rankings puede ayudar sobremanera.

Clasificaciones hay de todos los tipos, ateniéndose a diversos intereses, adaptándose a lo que quieren los nuevos universitarios, y adentrarse en ellas es un primer paso para no aterrizar en los campus sin conocimiento de causa. Unos listados miden más el apartado de la docencia, otros los éxitos investigadores, el número de plazas (y, por tanto, de posibilidades) o la nota de corte. Todos estos ítems se jerarquizan en rankings como los siguientes, bien a nivel nacional o internacional.

Las facultades con mayor inserción laboral
Uno de los aspectos también interesante para los estudiantes es la clasificación de las universidades en cuanto a la inserción laboral conseguida por sus alumnos. Cierto es que aquí depende sobre todo de la coyuntura económica, pero es un índice a tener en cuenta. La tasa de afiliación (porcentaje de titulados universitarios que están de alta laboral en la Seguridad Social) más alta en Medicina fue la de Castilla-La Mancha, que consiguió el 99 por ciento, es decir, un punto más que Alcalá de Henares, Autónoma de Madrid, Cantabria, Córdoba y Oviedo. En Enfermería, Barcelona logró el 76 por ciento; la Rovira i Virgili, el 74; Alcalá, el 73, y Girona y La Rioja, el 71. La Laguna logró el 90 por ciento en el caso de Farmacia; País Vasco, el 87, y la Complutense de Madrid, el 86. Por citar otras carreras sanitarias, Fisioterapia logró el 90 por ciento de tasa de afiliación en la Universidad de Vigo; la de Valencia, el 94 en Podología, y en Odontología, Salamanca copa con el 96 por ciento. 

Clasificaciones ‘made in Spain’
según intereses académicos
Uno de los ‘rankings’ universitarios más relevantes de cuantos se confeccionan en España es el elaborado por la Fundación BBVA y el Instituto Valenciano de Investigaciones Económicas (Ivie), denominado Rankings Issue (Indicadores Sintéticos del Sistema Universitario Español). Con tres ediciones a sus espaldas, el índice permite a cada futuro alumno ver diversas clasificaciones de instituciones de educación superior, tanto públicas y privadas. Dependiendo de los intereses, cada estudiante puede fabricar su propio listado a tenor de la conjugación de docencia, investigación e innovación y desarrollo tecnológico. Usando los porcentajes de defecto en los tres ítems señalados (56, 34 y 10 por ciento, respectivamente), la universidad que logra el mejor índice para cursar Medicina es la Pompeu Fabra (Barcelona). Navarra ostenta la segunda posición, seguida de la Cardenal Herrera-CEU (Valencia), la Católica de Valencia y la de Alcalá de Henares (Madrid). En este ‘top 5’, solo la primera y la última son públicas, por lo que en las otras tres, los criterios de admisión dependen de la propia entidad. La Autónoma de Madrid, Cantabria, Córdoba, la Rey Juan Carlos (Madrid) y la Autónoma de Barcelona completan las diez primeras posiciones.

Manteniendo la misma ponderación (56 por ciento de valoración en cuanto a la parte de docencia; 34, investigación, y 10 en innovación), para hacer Enfermería la Universidad de Navarra y la Pompeu Fabra ocupan, con la misma nota, la parte más alta de la clasificación. La ‘número dos’ es la Ramón Llull (Barcelona), mientras que en la tercera posición hay un múltiple empate: la Cardenal Herrera - CEU; la Católica de Valencia,

Un acto académico en la Escuela de Enfermería de la Universidad de Navarra. 

Alcalá de Henares y Huelva, estas dos últimas las únicas pública del pódium (por cierto, la onubense tiene uno de los precios de créditos en primera matrícula más bajos: 12 euros, frente a los 39 de Lleida o Girona).

Para los que van a cursar Farmacia, Navarra y Ramón Llull empatan en la cumbre del ranking Issue. En la segunda parte, también hay varias instituciones con la misma nota: la Cardenal Herrera–CEU y Alcalá de Henares. Le siguen Barcelona en tercer lugar y, después, ocho facultades asentadas en la cuarta plaza: Complutense, Salamanca, Europea de Madrid, Santiago de Compostela, Valencia y Sevilla (en la Programación Conjunta de Enseñanzas Oficiales, PCEO, con el grado en Óptica y Optometría). La hispalense ocupa la quinta posición si solo se opta por Farmacia, en competencia igualitaria con la Universidad de Castilla-La Mancha, Granada, Murcia, País Vasco y la Miguel Hernández de Elche (Alicante).

Esta interesante clasificación adaptable elaborada a través del proyecto denominado U-Ranking ofrece datos sobre todas los grados disponibles ateniendo a una metodología detallada de manera pública. Por ejemplo, en Psicología, de los 55 centros que hay disponibles en España, coloca en primer lugar a la Universidad de Navarra, por delante de la Ramón Llull, en segunda posición, y en un nuevo empate en el tercer nivel: la Católica valenciana (tanto a nivel presencial como, y esto es una novedad en la parte noble de los ranking, a distancia), la de Alcalá, Deusto (Bilbao), Huelva y la Autónoma de Barcelona.

Barcelona pone a España
en los ‘top’ internacionales
Abriendo el prisma a nivel internacional, ¿en qué lugar se sitúan las universidades españolas respecto a las carreras sanitarias? Uno de los ‘top’ más prestigiosos es el Ranking Académico de las Universidades del Mundo (Academic Ranking of World Universities, ARWU), elaborado por la Universidad Jiao Tongde Shanghái, de China. Analiza los resultados de, nada más y nada menos, 1.200 instituciones de todo el mundo en indicadores como número de alumnos y profesores que han ganado premios Nobel y medallas Fields, investigadores altamente citados, artículos publicados en revistas de Nature y Science o indexados en diversos índices y el rendimiento per cápita respecto al tamaño de una institución académica.

Pues bien, si el estudiante español quiere buscar una universidad para hacer carreras de la rama de Medicina Clínica y Farmacia, en la parte más alta solo encontrará facultades extranjeras. 

Fachada de la Facultad de Medicina de la Universidad de Barcelona.

Para ser más exactos, el ‘top 5’ son estadounidenses: Harvard, California, Washington, Johns Hopkins y Stanford. Entre las diez primeras, todas son del país de Obama, salvo Cambridge (Reino Unido), que ostenta el sexto puesto.

¿Y España, dónde está? Bastante lejos de las primeras. La Universidad de Barcelona está en el puesto de múltiple empate 51-75 (ha mejorado en la última edición, puesto que hasta 2013 se encontraba 76-100), mientras que la Autónoma de la misma ciudad condal es la segunda que aparece entre las 200 principales, eso sí, más abajo, en el puesto 151-200.

También la primera mencionada anteriormente, la Universidad Barcelona es la única que aparece en el Times Higher Education World University Rankings para hacer carreras de la rama de Ciencias de la Salud. Logra el puesto 76 de 100, teniendo en cuenta que aquí se miden los ítems de otra manera, hasta el punto de que el pódium es bastante diferente respecto al listado chino: las británicas Oxford y Cambridge son el puesto 1 y 3; la americana de Harvard logra el 2.

Otro de los más prestigiosos es el QS World University Rankings, que ordena desde 2004 las 700 universidades con mayor relevancia mundial. Aquí no hay novedad entre los tres primeros (Harvard, Oxford y Cambridge, respectivamente) en ciencias sanitarias, ni tampoco en la primera posición española. Repite Barcelona, pero en el puesto 92, y le siguen en este área científica la Autónoma barcelonesa (puesto 142), la Autónoma de Madrid (205), la Complutense de Madrid (220), la Universidad de Navarra (284), Valencia (315), Santiago de Compostela (367), Salamanca (371), Granada (373) y la Pompeu Fabra (400).

La huella del rendimiento medio
Otra manera de conocer hasta qué punto se cuecen las carreras dentro de las facultades y cómo lo cuecen los estudiantes es saber el rendimiento medio, es decir, el porcentaje de créditos aprobados respecto a los créditos matriculados por los estudiantes de la titulación. La clasificación la ofrece el Ministerio de Educación, y la media de los grados sanitarios es bastante alta, en comparación con otras carreras: Enfermería, el 93 por ciento; Medicina, 91, y otras ciencias de la salud, 83. Ahora bien, el análisis por instituciones académicas deja ver grandes diferencias. El rendimiento máximo, del cien por cien, solo lo alcanza una universidad, la de Alfonso X El Sabio (privada), en el grado de Óptica y Optometría. Justo por detrás se ubican los estudiantes de Enfermería de la Universidad de Burgos, de Lleida y de Alicante, que logran aprobar el 98 por ciento de los créditos matriculados. Lleida y Jaén obtienen un 96 por ciento en Fisioterapia. Los ‘top’ en Medicina están en el 95 por ciento, en Navarra, Pompeu Fabra y Girona, y en Farmacia, en Navarra (86 por ciento) y Barcelona (84).

Santiago y Barcelona, las que tienen
más plazas para Medicina y Enfermería
La oferta de plazas es otro de los baremos que los futuros sanitarios han de tener más que en cuenta a la hora de elegir su rumbo formativo, por aquello de que, a priori, mientras más plazas, más opciones. De acuerdo con los últimos datos disponibles del Ministerio de Educación,

Fachada de la Facultad de Medicina de la Universidad de Barcelona.

los del pasado curso, la Universidad de Santiago de Compostela es la institución española que más plazas tiene para cursar Medicina (350), seguida de la Complutense de Madrid, Sevilla, Valencia y la Autónoma de Barcelona, las cuatro con 320. Por debajo, y hasta la primera privada (la de Navarra, con 210), se encuentran con más de 200 la del País Vasco, la Autónoma de Madrid, la de Barcelona y la de Granada.

En Enfermería, las que tuvieron mayor capacidad de absorber nuevos estudiantes fueron Barcelona (con una oferta de 390 plazas), Valencia (260), Complutense (250), Sevilla (240), Murcia (226), y Alicante, Granada y la Rovira i Virgili, en los tres casos con 200 puestos.

Para el grado de Farmacia, la Complutense es la ‘reina’, con 400 plazas; en Fisioterapia, el mayor número se encuentra en la Escuela de Enfermería y Fisioterapia Gimbernat (Autónoma de Barcelona, 240); en Óptica y Optometría, la Complutense es de nuevo la que más ofrece (170), en el grado en Nutrición Humana y Dietética, la Universidad de Valencia ofrece 144; y en Ciencias Biomédicas, Barcelona ofertó 140 ingresos a través de su Facultad de Biología.

La Laguna, ‘reina’ de la nota de corte
En cuanto a las notas de corte, en Medicina el listón más alto lo puso, en el curso 2014/2015, La Laguna, que llegó al 12,705. Justo por detrás se sitúan la de Granada (12,697), la Autónoma y la Complutense de Madrid (12,652 y 12,617, respectivamente) y continúan por encima del 12,5 la de Valencia y la de Las Palmas de Gran Canaria. Por el contrario, las más bajas se quedaron en Cataluña: Lleida, Girona y la Rovira i Virgili fueron las únicas públicas en las que el corte no superó el 12.

De igual manera, la nota de corte mayor para los futuros enfermeros se cosechó en la Facultad de Ciencias de la Salud de La Laguna (11,723),

Uno de los edificios de la Universidad Pompeu Fabra, de Barcelona.

por delante de la Escuela Universitaria de Enfermería La Fe (Valencia, 11,47 puntos), la Escuela Nuestra Señora de la Candelaria (La Laguna, 11,39) y el Centro de Enfermería Virgen del Rocío (Sevilla, 11,216). Todos los demás centros están por debajo de un 11 en la nota de corte.

Centrando la mirada en las otras ciencias de la salud, el grado en Biomedicina Básica y Experimental de la Universidad de Sevilla copa la nota de corte más alta (12,494); en Ingeniería Biomédica lo hace la Politécnica Superior de la Carlos III de Madrid (12,168); en Odontología, Salamanca (11,831); en Fisioterapia, Granada (11,587), y en Farmacia, la de Murcia (10,504).

Estas son algunas de las jerarquizaciones que sirven para que los futuros sanitarios conozcan las universidades en las que pueden aterrizar dentro de unos meses. Conocer dónde está cada una y por qué ayuda a no llevarse luego desengaños en cuanto a los logros que se puede cosechar. El continente, en este caso la facultad, ayuda a las circunstancias de los alumnos. Lo de hincar los codos y ponerse las batas ya dependerá de cada uno.