¿Quiere recibir Revista Médica en su correo de forma gratuita?
26/04/2015 n234
Cada año, la elección de plazas para médicos internos residentes (MIR) pulsa la situación de la Medicina. ‘Revista Médica’ analiza cómo se ha desarrollado la primera semana de asignación, cuáles son las especialidades favoritas y en qué unidades docentes van a formarse los jóvenes médicos que han elegido primero. Una radiografía de la elección MIR 2014/2015 que arroja luz sobre el estado actual y futuro de la profesión médica.
Hiedra García Sampedro
Imagen: Cristina Cebrián

El futuro laboral de los jóvenes médicos depende de su elección de plaza MIR, de que escojan bien su especialidad y su unidad docente teniendo en cuenta sus expectativas, y según el número de orden conseguido en el examen. A esta responsabilidad se ha añadido este año una nueva presión, ya que, por primera vez, el Ministerio de Sanidad penalizará a aquellos que no tomen posesión de su plaza o abandonen la especialidad sin terminarla. Quienes renuncien dos veces en cinco años, no se podrán presentar de nuevo hasta pasadas dos convocatorias.

La sala del Ministerio de Sanidad donde eligen plaza los MIR

Con este peso sobre los hombros, conscientes de que su elección es más decisiva que nunca, los aspirantes MIR han ido pasando desde el 15 de abril por la sede del Ministerio de Sanidad para adjudicarse una plaza. Los primeros  ‘dieron la nota’ porque eligieron especialidades que no suelen ser escogidas por los mejores números de orden, como Aparato Digestivo, Hematología, Medicina Interna o Medicina Intensiva. Este comienzo auguraba una adjudicación atípica, aunque finalmente no ha sido así.
Especialidades: ¿por calidad de vida o vocación?
Un año más, Dermatología y Cirugía Plástica han sido las primeras en colgar el cartel de ‘no hay billetes’, si bien lo han hecho más tarde que el año pasado. La clave del éxito de estas disciplinas la tiene Isabel Abadías, quien, con el número 47, ha elegido Dermatología en el Hospital Lozano Blesa de Zaragoza: “Valoro mucho la calidad de vida en esta especialidad porque quiero tener vida fuera del hospital. Además, es médico-quirúrgica y es muy variada, no te aburres”, asegura a ‘Revista Médica’ la joven zaragozana.

Pero entre los 50 primeros en elegir, la especialidad predilecta ha sido Cardiología, escogida por 16 de ellos y la tercera en acabarse (más rápido que en la convocatoria pasada). A punto estuvo de decantarse por esta disciplina Antonio Guerrero García, el número uno del MIR, quien finalmente se formará en Aparato Digestivo. El exalumno de la Universidad de Alcalá tenía claro que su elección sería una especialidad clínica y no quirúrgica, según se definieron sus gustos durante la carrera de Medicina.

Los MIR se han decantado por la especialidad de Cardiología


En el día uno de la asignación la sorpresa la dio la especialidad de Neurología. El primero en elegirla fue el número tres y tras la elección de 500 médicos ya había sido ocupada por 54, un total de 25 personas más que en el año anterior. “Es una especialidad que está creciendo y tiene mucho campo de investigación”, subraya Víctor Antonio Gómez, el número tres, quien asegura haberla escogido por vocación. Finalmente, Neurología se ha acabado en el 3.097, 159 puestos más tarde que en 2014.

Otra sorpresa, aunque mucho más modesta, la ha protagonizado Medicina Familiar y Comunitaria, que ha tenido el mejor arranque en una asignación MIR desde hace 13 años. Esta especialidad cada año crece un poquito más entre las opciones de los primeros en elegir y en esta convocatoria ha sido ocupada por ocho de entre los 500 mejores (tres más que en 2014 y siete más que hace cinco años). El trabajo del Foro de Atención Primaria y de la Organización Médica Colegial (OMC) para potenciar la Medicina de Familia e introducirla en las universidades está obteniendo sus frutos, según puntualiza el vocal de Atención Primaria (AP) Urbana de la OMC, Vicente Matas, quien no quiere pecar de optimista ante el buen arranque de Familia y recuerda que el año pasado quedaron desiertas un total de 108 plazas. Este año podrían ser más porque los médicos extracomunitarios no pueden elegir en segundo turno, cuando se acababan tradicionalmente estos puestos.

Neurología ha sido la especialidad que más ha crecido
en la elección de los 500 primeros

En general, de las 17 primeras especialidades que han completado su oferta, ocho han sido más rápidas que el año pasado y han escalado puestos entre las favoritas: Cardiología, Cirugía Oral y Maxilofacial, Cirugía Ortopédica, Urología, Ginecología, Otorrino, Angiología y Oftalmología.
Hospitales grandes que cuidan la docencia
“En la elección de hospital, dudé mucho entre el Gregorio Marañón y el Ramón y Cajal. Estuve a punto de lanzar una moneda porque son muy parecidos”,

El número uno del MIR, Antonio Guerrero, espera a elegir su plaza

relata el número uno del MIR. Los dos hospitales madrileños incluyen la docencia entre sus planes estratégicos y tienen acreditadas casi todas las especialidades para la formación de los médicos internos residentes, por lo que garantizan la rotación en cualquier servicio sin necesidad de salir del centro.

Año tras año, los primeros MIR se decantan por este tipo de hospitales y, sobre todo, por los que están en la Comunidad de Madrid. En esta convocatoria, de los 50 primeros en elegir, 27 se formarán en unidades docentes de la Comunidad de Madrid, 10 en Cataluña, dos en el País Vasco, seis en Navarra, dos en Aragón, uno en Asturias y uno en la Comunidad Valenciana. Según los estudios del Ministerio de Sanidad, la mitad de los MIR tienen que cambiar de residencia a causa de la elección de plaza. Entre los 50 primeros del MIR de este año, 11 provenían de Madrid y ocho de Cataluña.

De los hospitales de la capital, La Paz sigue siendo el favorito de los jóvenes médicos para realizar su formación sanitaria especializada. Allí aprenderán la disciplina que han elegido seis de los 50 primeros. Pero este año le siguen muy de cerca el Ramón y Cajal, el Clínico San Carlos y el 12 de Octubre, con cinco de los 50 primeros cada uno. El 12 de Octubre ha sido uno de los más rápidos en cubrir su oferta de plazas MIR: logró asignar el 82 por ciento de todas sus plazas en solo tres días y medio de elección. Similar cobertura tuvieron los hospitales La Fe de Valencia y el Gregorio Marañón.

Los primeros del MIR se decantan, sobre todo, por centros madrileños


Pero en la elección MIR no solo compiten los hospitales públicos; también hay plazas en el sector privado, que cada vez son más disputadas. Por ejemplo, IDCSalud-Hospital General de Catalunya comenzó su asignación MIR cuando una de sus plazas fue elegida por el aspirante 1.335, mucho antes que en el año 2014, en concreto, 588 números antes. El Grupo Hospital de Madrid fue escogido en el 1.756 cuando en el año pasado fue en el 1.946.
Menos mujeres entre las primeras
La Medicina es, cada vez más, una profesión feminizada: según las cifras del ministerio, casi el 70 por ciento de quienes han conseguido una plaza en la presente convocatoria son mujeres, el 67,9 en la pasada y el 66,8 por ciento en la anterior. Sin embargo, esta preponderancia femenina en el MIR no se refleja en los primeros puestos de elección.

Cada vez hay menos mujeres entre los primeros del MIR


En los listados aportados por el Ministerio de Sanidad sobre los 100 mejores del MIR, se aprecia que, en los últimos cuatro años, ha caído un 37 por ciento la presencia de mujeres en estas primeras posiciones: si en 2012 había 53, en la convocatoria actual solo han sido 33, y únicamente ha habido diez mujeres entre los 40 primeros números del MIR.

Las que primero han escogido plaza se han decantado por Cardiología y Pediatría. La primera especialidad ha sido la opción de ocho de las 33 mujeres que están entre los 100 primeros médicos internos residentes, mientras que Pediatría ha sido la elección de siete de ellas.
La mitad de médicos extracomunitarios
Hace cuatro años que el Ministerio de Sanidad puso freno a la adjudicación de plazas para médicos internos residentes extracomunitarios y ha ido bajando progresivamente el cupo de plazas a las que podía acceder este colectivo, desde el 10 por ciento de la oferta en 2011/12 hasta el cuatro por ciento de la convocatoria actual.

Victor Antonio Gómez, número tres del MIR,
elige su plaza en Neurología

Este decrecimiento, unido a que este año no van a poder elegir en una segunda vuelta de la asignación cuando ya hayan optado a plaza todos los demás, ha supuesto que desde 2011/2012 el número de extracomunitarios en el MIR haya bajado un 73 por ciento. Con respecto a la convocatoria anterior, este colectivo se ha reducido a la mitad: son 244 frente a los 533 del año pasado.

Más de 700 extracomunitarios que superaron la nota de corte este año (el 35 por ciento de la media de las 10 mejores notas del examen MIR) y que, por tanto, tenían derecho a elegir plaza, se han quedado sin opciones después de que el cupo se hubiera cortado en el número de orden 3.870. El año pasado se acabaron antes los puestos para extracomunitarios, en el 3.182.
Futuro incierto
En el futuro, aunque bajará la competencia por las plazas por la caída de médicos extracomunitarios y la penalización a los reespecialistas y recirculantes, aumentará la demanda de plazas de los recién egresados de las universidades españolas porque cada vez hay más estudiantes. En este contexto, el Ministerio de Sanidad asegura que con las últimas medidas adoptadas, como la nota de corte, se ha dotado de mayor calidad a la asignación MIR y se da ventaja a los graduados nacionales.

En la última reunión del Grupo Médico del Foro de las Profesiones Sanitarias, el ministerio dejó caer que la idea es que haya una ratio de dos alumnos por cada plaza MIR, una perspectiva que el Foro de la Profesión rechaza de pleno porque supone que la mitad de ellos se quedaría sin opciones de continuar su formación como médicos.

Los 11 primeros en elegir plaza con el secretario general de Sanidad, Rubén Moreno, y el director general de Ordenación Profesional, Carlos Moreno


De hecho, en la convocatoria actual ha sido así: han sido admitidos 12.199 alumnos en el examen para una oferta de 6.102 plazas, una ratio de casi dos aspirantes por cada una. Y el año pasado ocurrió algo similar (la ratio fue de 1,92), cuando al final sobraron 108 plazas MIR de la especialidad de Medicina Familiar y Comunitaria. Al cierre de esta edición, todavía no se conoce si este año se cubrirán todas las plazas, aunque las estadísticas son favorables. Cuando ya han elegido 4.800 aspirantes, aún tienen que pasar por la sede del Ministerio de Sanidad aproximadamente 2.550 electores, que podrán elegir una de las 1.228 plazas de Medicina Familiar que quedan vacantes.

El ministerio asegura que la planificación relacionada con las convocatorias MIR garantiza que los centros sanitarios tendrán profesionales suficientes para hacer frente a las jubilaciones que se producirán en la próxima década. Pero lo que el Ministerio no puede controlar son las preferencias de los jóvenes médicos que, por diversos, motivos cambian ligeramente cada año, lo que supone que la elección MIR sea en cada convocatoria una radiografía del estado de las universidades, de los intereses de los jóvenes médicos y de la situación de la profesión en general.