¿Quiere recibir Revista Médica en su correo de forma gratuita?
19/04/2015 n233
Como si del arca perdida de Indiana Jones se
tratara, los gobiernos autonómicos se han lanzado
a la búsqueda de la sanidad que quedó sepultada por la crisis.
Las 13 comunidades que celebran elecciones el 24 de mayo han
rescatado proyectos que se paralizaron y han anunciado nuevas medidas
en materia sanitaria que prevén poner en marcha si resultan vencedoras tras los comicios. La recuperación de los procesos selectivos, la apuesta por la movilidad de los profesionales y la restitución de ciertos complementos retributivos son algunos de los signos de esta recuperación.
Cristina Mouriño

La maquinaria autonómica de cara a las elecciones ya está en marcha. El próximo 24 de mayo los ciudadanos pondrán nota a los gobiernos autonómicos y las urnas decidirán si las comunidades siguen en manos de los partidos que están ahora en el poder. La sanidad de las 13 autonomías en las que se celebran elecciones se someterá, como cualquier otra parcela del gobierno, al ojo clínico de los ciudadanos. De ahí que los proyectos que hasta ahora parecían paralizados, adquieran un nuevo aire y se retomen.

Así, en la búsqueda de votos sanitarios, Madrid, Comunidad Valenciana, Castilla y León, Canarias, Castilla-La Mancha, Murcia, Aragón, Extremadura, Asturias, Baleares, Navarra, Cantabria y La Rioja han recuperado iniciativas tanto en materia de recursos humanos como en infraestructuras y normativa sanitaria con la vista puesta en el 24-M.

Presupuestos sanitarios al alza
La recuperación económica ha propiciado el incremento generalizado de los presupuestos de las consejerías de Sanidad. Madrid es la comunidad en la que más crece el presupuesto para este departamento, que aumenta en 312 millones con respecto a 2014, pasando de los 6.977 a los 7.289 millones de euros en 2015 (+ 4 por ciento). Le sigue Galicia, donde no se celebrarán elecciones hasta 2016, cuyas cuentas crecen 285 millones al pasar de los 3.124 a los 3.409 millones (+0,3 por ciento); y Andalucía, que ya ha pasado por su cita electoral, con un aumento de 217 millones, alcanzando los 8.427 millones en 2015 frente a los 8.210 de 2014 (+2,5 por ciento).

Se reactivan las OPE, la movilidad y la extra

El consejero de Sanidad de Castilla-La Mancha, José Ignacio Echániz, comenta la maqueta del Hospital de Toledo con su equipo

De las 13 comunidades autónomas que se someten al escrutinio en mayo, todas excepto Asturias y Baleares han retomado las ofertas públicas de empleo (OPE) para incorporar nuevos profesionales a sus servicios de salud, además de Andalucía, donde se celebraron elecciones el pasado 22 de marzo. Durante el año 2015, convocarán en total 12.605 plazas para personal sanitario. Madrid, Andalucía y Comunidad Valenciana encabezan el ranking con 4.146, 3.282 y 934 plazas, respectivamente.

Promover la movilidad del personal sanitario es otro de los objetivos que se han marcado para este año algunas consejerías de Sanidad. La Dirección General de Recursos Humanos del Servicio Madrileño de Salud ha convocado un concurso de traslados que afecta al personal estatutario fijo, de la categoría Diplomado Sanitario/Enfermera, a través del cual se convocan 1.475 plazas, de las que 682 son para el ámbito de Atención Primaria y 793 para el de Atención Especializada. Por su parte, el Servicio de Salud de Castilla-La Mancha (Sescam) ha convocado 1.635 plazas, correspondiendo 287 a personal facultativo. Cantabria también ha resuelto recientemente la movilidad de los profesionales de su servicio de salud con la convocatoria de 817 plazas en un concurso de traslados.

Otra de las promesas electorales es la recuperación de los días devengados de la paga extra de diciembre de 2012, que los empleados públicos dejaron de percibir como consecuencia de la aplicación del Real Decreto-Ley 20/2012 de medidas para garantizar la estabilidad presupuestaria y de fomento de la competitividad. Las 13 autonomías que celebran elecciones han iniciado los procedimientos para abonar total o parcialmente (hasta un 25 por ciento) la extra entre enero y marzo de este año.

Vuelven las inversiones en infraestructuras

El consejero de Sanidad, Javier Maldonado, e Ignacio González, presidente de la Comunidad de Madrid, durante su visita al Hospital de Villalba

En materia de infraestructuras sanitarias, en Andalucía, escenario de la primera cita electoral del año, se han abierto 13 centros en 2014 y se han reactivado proyectos otros tantos proyectos. Entre las regiones que están en precampaña, la Comunidad de Madrid cuenta en sus presupuestos con créditos por importe de 21.671.965 euros para realizar obras e instalaciones, y adquirir y reponer equipamiento en los centros de salud y hospitales de la red pública. La gran apuesta del Ejecutivo de Ignacio González para la legislatura que acaba ha sido el Hospital General de Collado Villalba, que comenzó a funcionar en octubre de 2014. Con este centro, Madrid ha cerrado la etapa de puesta en marcha de nuevas infraestructuras para dar paso a otra en la que se reformarán las ya existentes.

En Castilla-La Mancha, se han retomado las obras del nuevo hospital de Toledo. El consejero de Sanidad y Asuntos Sociales, José Ignacio Echániz, y representantes de las empresas OHL, Acciona y ACS, firmaron, hace un mes, el contrato por el cual se da el pistoletazo de salida, acuerdo con el que “se inicia la cuenta atrás” para que el proyecto vea la luz. El compromiso es terminarlo en 14 meses. El precio total es de 1.750 millones de euros, casi cien millones menos que el precio inicial de licitación. El Gobierno de Dolores de Cospedal estudiará asimismo las actuaciones para un centro nuevo en Puertollano (Ciudad Real) y se acometerán los análisis de los proyectos de Cuenca, Guadalajara y Albacete.

El nuevo Complejo Asistencial de Palencia es uno de los planes estrella de la sanidad castellanoleonesa. Según ha avanzado la gerencia del Servicio de Salud de Castilla y León, ya están redactados y supervisados el anteproyecto y el proyecto básico, y se está redactando el proyecto de ejecución de la primera fase, que fue adjudicado en el mes de julio de 2014 por importe de 677.600 euros y que tiene fecha de entrega establecida para abril de 2015. De esta manera, la obra podría iniciarse a finales de este año o principios de 2016.

Antonio Sáez Aguado, consejero de Sanidad de Castilla y León, en el Complejo Asistencial Universitario de Salamanca

En la Comunidad Valenciana ya se han inaugurado los hospitales de Gandía y Llíria, para los que se han destinado 6,6 millones. Además, se contempla la finalización de la Torre A del nuevo Hospital La Fe, con una inversión de 7,2 millones; y la redacción del nuevo proyecto del Hospital Arnau de Vilanova, así como la demolición del edificio de la antigua Fe. Asimismo, se acometerán reformas en los hospitales de Orihuela, Ontinyent y Clínico de Valencia, e inversiones en varios centros de Atención Primaria.

Finalizar a tiempo las obras del Hospital Sur de Tenerife es uno de los retos que se marca el Gobierno canario. En cuanto se concluyan todos los procesos de acometidas de los suministros de agua corriente y electricidad, y dichas instalaciones estén completamente equipadas, arrancará la actividad asistencial. En el momento de su puesta en marcha, se cubrirá la asistencia sanitaria especializada ambulatoria y urgente, y en el verano de 2015 se procedería a la apertura de 98 camas de hospitalización en un ala del edificio existente que supondrán 3.800 metros cuadrados más de superficie asistencial.

Entre los asuntos pendientes de la Consejería de Sanidad de Murcia se encuentra el traslado de la Escuela de Enfermería al Hospital del Rosell. Según ha afirmado la consejera Catalina Lorenzo recientemente, las obras se van a licitar de forma inmediata y se ejecutarán en el plazo de tres meses, de manera que la consejería espera recepcionarlas en agosto.

En el caso de Aragón, la gran apuesta hospitalaria son los centros de Alcañiz y Teruel. Las obras del Hospital de Alcañiz, el primero que se construirá en esta comunidad bajo el modelo de concesión de obra pública a una empresa privada, se adjudican este mes de abril y, entonces, la empresa tendrá tres meses para redactar el proyecto por lo que los trabajos empezarían en agosto, con un plazo de ejecución de 30 meses. Está previsto que el centro esté construido a comienzos del año 2018. En cuanto al de Teruel, se ha resuelto el contrato con la empresa Acciona para su construcción, por lo que se iniciará una nueva adjudicación.

El sector demanda volver a las 35 horas
Otra de las demandas que han hecho llegar los profesionales sanitarios a los partidos políticos es el regreso a la jornada de 35 horas semanales. Después de casi tres años de la ampliación de la jornada de 35 a 37,5 horas semanales del personal al servicio de la Administración General del Estado, piden retornar esta modificación laboral y volver a niveles previos a la crisis. Según los datos recopilados por la Confederación Estatal de Sindicatos Médicos (CESM) y el Sindicato de Enfermería Satse la medida ha afectado a cerca de 25.000 profesionales sanitarios a lo largo de estos años, de los cuales, unos 20.000 son enfermeros (sin incluir a los auxiliares) y 5.000, médicos.

Novedades en la normativa autonómica

Inauguración del Hospital de Llíria

Los parlamentos autonómicos también han dado importantes frutos en materia sanitaria. Así, Andalucía aprobaba en diciembre de 2014 la creación del Comité de ética de Investigación con Muestras Biológicas de Naturaleza Embrionaria, que permitirá agilizar la autorización de trabajos científicos fundamentales para la mejora del conocimiento y el tratamiento de enfermedades como la diabetes y el cáncer.

Castilla-La Mancha ha seguido la estela de otras autonomías, como Madrid y Galicia, y ha regulado la libre elección de médico y centro sanitario. La libertad de elección de médico de familia, pediatra y enfermero en Atención Primaria podrá ejercerse en el ámbito de la zona básica de salud. El ejercicio de este derecho en Atención Especializada supondrá que todos los problemas de salud del paciente serán atendidos en el mismo hospital, sin perjuicio de la asistencia en centros hospitalarios de referencia. Asimismo, no será posible la elección simultánea de varios centros.

Por su parte, Extremadura, Aragón, Comunidad Valenciana y Castilla y León ya han puesto en marcha la ley que considera a los profesionales sanitarios autoridad pública con el objetivo de dotarles de mayor protección en relación a las agresiones que puedan sufrir en el ejercicio de su actividad.

Otro de los campos que han estrenado regulación ha sido el de la asistencia sanitaria al cambio de sexo. Junto a Andalucía, hay otra comunidad que lleva la delantera en este sentido: Extremadura. La Ley de Igualdad Social y contra la Discriminación de Lesbianas, Gais, Bisexuales, Transgéneros, Transexuales e Intersexuales extremeña recoge entre sus preceptos un protocolo de transexualidad que garantiza la financiación por parte de la sanidad pública de todo el proceso de cambio de sexo, así como el derecho de las lesbianas a ser madres utilizando técnicas de reproducción asistida.

Garantías contra la hepatitis C y el neumococo

Representantes médicos y el consejero extremeño, Luis Alfonso  Hernández Carrón, en la reunión para poner en marcha la ley que considera autoridad pública a los profesionales sanitarios

En materia de Salud Pública, los gobiernos autonómicos presumen de que han garantizado la dispensación de los nuevos tratamientos contra la hepatitis C y han iniciado la extensión de la vacuna contra el neumococo acordada en el último Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud (SNS). En el primer caso, el Ministerio de Hacienda financiará hasta la totalidad de los 727 millones de euros que necesiten las comunidades autónomas para sufragar el desarrollo del Plan Estratégico Nacional para el Abordaje de la Hepatitis C.

Por otro lado, algunas comunidades ya se han adelantado en la incorporación de la vacuna del neumococo a sus calendarios infantiles. Los primeros pasos los han dado Madrid, Extremadura, Canarias y Murcia, además del País Vasco y Galicia, que no concurren a las elecciones del 24-M.

La cita electoral del 24 de mayo decidirá si estos proyectos pasan de ser un reto a una realidad, y si la sanidad vuelve a relanzarse como una de las más altas prioridades en la política autonómica.