¿Quiere recibir Revista Médica en su correo de forma gratuita?
12/04/2015 n232

La apuesta por los formatos audiovisuales ha calado desde hace tiempo en las organizaciones sanitarias, que han puesto en marcha televisiones digitales y canales on-line desde los que difunden contenidos informativos y formativos para sus profesionales. Lo importante para ganarse la fidelidad de la audiencia es que estos programas sean dinámicos y no se limiten a emitir ponencias enlatadas. Y si, además, en la web y en las redes sociales se reserva un espacio privilegiado para estos vídeos, el éxito está garantizado.


Sandra Melgarejo

Las organizaciones sanitarias no son ajenas a las posibilidades que ofrece internet y muchas de ellas se han lanzado a aprovechar los formatos audiovisuales para producir y difundir sus propios contenidos. A través de sus páginas web y de la plataforma de vídeos YouTube, sociedades científicas, colegios profesionales y sindicatos han creado televisiones y canales digitales desde los que emiten, no ya contenidos divulgativos para la población general, sino una programación científica pensada y diseñada para los sanitarios, con una calidad que, a veces, se echa de menos en la televisión tradicional.

La Sociedad Española de Cardiología (SEC) fue pionera en este sentido. “La creación del canal se enmarcó dentro de una estrategia diseñada para utilizar todos los medios de comunicación on-line disponibles para llegar tanto a socios como a no socios, en aras de dar formación e información de actualidad”, explica Domingo Pascual, vocal representante de las Sociedades Filiales de la SEC. Con esa perspectiva nació CardioTV en 2008 que, desde entonces, ha tenido “un crecimiento progresivo importante” y ha contado con el apoyo de todas las juntas directivas. De hecho, en lugar de contratar plataformas externas para su realización,
El stand de CardioTV del congreso de la SEC
“se ha ido fortaleciendo la estructura interna y ahora hay seis personas dedicadas a las tecnologías de la información y la comunicación (TIC) en la sociedad, una de ellas en exclusiva para la producción audiovisual”, destaca Pascual.

Así, el canal de la SEC en YouTube tiene más de 2.500 suscriptores, 479.814 visualizaciones, 3.024.655 minutos totales de visualización y una duración media de cada visita superior a seis minutos y medio, según los datos aportados por Fernando Fernández, director TIC de la SEC.

Una de las claves del éxito es que “por CardioTV desfilan los principales protagonistas de la actualidad científica, clínica o formativa del ámbito de la Cardiología”, señalan desde la sociedad científica. Además, los vídeos ocupan un lugar destacado en la página web de la SEC y son promocionados a través de sus redes sociales. “Todos tenemos capacidad para leer un artículo, pero pensamos que tenemos que ofrecer información también en este otro formato, que es el que se está imponiendo en los grandes portales como Medscape, la mayor web mundial de formación científica”, comenta Pascual.
Programas del corazón

Los cuatro formatos más habituales de CardioTV son entrevistas (5 preguntas a…), monografías (Focus), tertulias (Off the record) y debates (Controversia). En el último año, la Casa del Corazón, la sede de la SEC, se ha dotado con capacidad para producir contenidos en alta definición y en streaming (emisión en tiempo real). “El objetivo es poder emitir cualquier evento que se celebra allí con una gran calidad de imagen”, indica Pascual. Gracias a ello, se multiplica el impacto de las actividades que organiza la sociedad científica. Asimismo, la producción de vídeos es muy alta en el congreso de la SEC, donde CardioTV instala un stand dedicado exclusivamente a la realización de entrevistas.

Aunque el grueso de las visitas al canal de YouTube procede de España (42 por ciento), también se registran muchas entradas desde países sudamericanos como México (12 por ciento), Argentina (8,2 por ciento), Colombia (7,8 por ciento) o Perú (6,5 por ciento). “Nuestro objetivo es ser el portal en castellano más importante en cuanto a formación e información en el área cardiovascular”, destaca el vocal de las Sociedades Filiales de la SEC.

Desde la organización que agrupa a los cardiólogos españoles afirman que el grado de aceptación del canal es “bastante alto”: el 94 por ciento de los usuarios de YouTube valora con un “me gusta” los vídeos y, según la última encuesta de satisfacción realizada por la SEC, el 77 por ciento de los profesionales de la salud consultados respondió que le gustaban los contenidos de CardioTV.
Sensibilizar desde la pantalla
La Federación Española de Párkinson (FEP) fue de
las primeras asociaciones de pacientes que pusieron
en marcha un canal de televisión, en el año 2009.
“Al principio, queríamos que ParkinsonTV fuera
una herramienta de educación para la salud a
través de entrevistas a profesionales sanitarios y
sociosanitarios para mejorar la calidad de vida de
los pacientes y ayudarles a gestionar su enfermedad.
Después, comenzamos a utilizarlo para campañas de
sensibilización y ahora es lo que más hacemos”,
explica María Gálvez, directora de FEP. Así, los
vídeos más vistos son los de concienciación, con cerca
de 67.000 reproducciones. Entre ellos, con más de
20.800 visitas, destaca uno que muestra cómo afecta
la discinesia en una situación cotidiana, elaborado
en 2012 en el marco de la campaña ‘¿Te imaginas
la vida con párkinson?’.
María Gálvez

Los primeros de Primaria

Y si la SEC fue una de las organizaciones sanitarias pioneras en tener una televisión digital, la Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria (Semergen) ha sido una de las últimas en hacerlo, pero la primera sociedad científica de AP de nuestro país que pone en marcha una iniciativa así. El pasado 23 de marzo se presentaba Semergen TV, pensada para “adaptarse a una realidad: que los médicos cada vez disponen de menos tiempo para la formación presencial”, explica Alberto Peña, fundador de MedicalESP, la empresa encargada de la realización del nuevo canal. “El profesional sanitario puede acceder a contenidos de calidad cuando quiera y desde cualquier dispositivo”, recalca.

En este caso, los contenidos se dividen en tres bloques: Semergen Academy, un programa de charlas formativas sobre todo tipo de temáticas sanitarias de especial importancia para el ejercicio y mejora de la práctica médica en los centros de salud;
Alberto Peña, fundador de MedicalESP; Bartolomé Beltrán; José Luis Llisterri, presidente de Semergen, y Marcelo Sanmartín, director médico de Semergen TV
Semergen Actualidad, una sección que recoge los contenidos del día a día, como congresos, jornadas, entrevistas y otras actividades que se retransmiten tanto en directo como en diferido; y Semergen Archivo, desde donde los usuarios pueden acceder a contenidos audiovisuales antiguos de la sociedad.

Al igual que en la SEC, Peña hace hincapié en que “el canal está abierto no solo para los socios de Semergen, sino para cualquier profesional sanitario; el acceso es libre y gratuito”. Aunque incipiente, esta televisión nace con la vocación de conseguir ser “una referencia” en la red, tal y como señaló el presidente de la sociedad científica, José Luis Llisterri, durante la presentación.
Una vez al año

Por su parte, la Sociedad Española de Neurología (SEN) da un uso muy concreto a este medio: únicamente emplea el Canal SEN, creado hace un lustro, durante su reunión anual, aunque, después, los contenidos que se emiten a través de pantallas ubicadas en el lugar donde se celebra el congreso permanecen colgados en la página web de la organización. “En este encuentro se desarrollan 20 actividades simultáneas y los asistentes se pierden muchas de las cosas que pasan, así que el canal es una buena fórmula para superar ese problema”, detalla Jorge Matías-Guiu, vicepresidente Primero y Responsable Área Económica, Cultura e Historia de la SEN.

Es más, quienes acuden a esta cita científica pueden ver los contenidos incluso desde las televisiones de las habitaciones de los hoteles donde se alojan y en las pantallas de los autobuses que les llevan hasta la sede del congreso. “No se retransmiten las ponencias tal cual,
Profesionales del Canal SEN, en plena grabación
sino que se realizan entrevistas e informaciones sobre lo que está ocurriendo, en un tono más periodístico que científico”, matiza Matías-Guiu.

El vicepresidente reconoce que, cada año, la Junta Directiva se plantea la viabilidad de mantener la actividad del canal durante todo el año, como hacen los cardiólogos, pero no lo hacen por dos razones fundamentales: “Primero por el coste y, en segundo lugar, porque los socios responden fielmente a la comunicación que realiza la SEN a través del correo electrónico, pero no tanto a la que se hace desde la página web, así que no tenemos muy claro que vaya a tener un alto impacto”. No obstante, Matías-Guiu afirma que el Canal SEN “sí que es muy visto durante la reunión anual porque los asistentes lo han integrado como un elemento más de la cita al que hay que prestar atención”.
Médicos delante de las cámaras
Las consejerías de Sanidad de las comunidades
autónomas también utilizan los soportes multimedia
pero, sobre todo, con el objetivo de promover hábitos
de vida saludable entre la población. El último en
presentar un catálogo de vídeos ha sido José Ignacio
Nieto, el consejero de Salud y Servicios Sociales
de La Rioja. La iniciativa ‘Cuida tu salud’ contiene
más de un centenar de documentos audiovisuales
elaborados por profesionales sanitarios riojanos
sobre 16 áreas concretas: Pediatría, Farmacia,
Vacunaciones, Nefrología, Cardiología, Seguridad
Alimentaria, Digestivo, Psiquiatría, Prevención
de Riesgos Laborales, Drogodependencias,
Hematología, Oftalmología, Medicina Interna,
Primeros Auxilios, Neumología
y Endocrinología.
José Ignacio Nieto

La tele del sindicato

En el ámbito enfermero, la primera organización que abrió una televisión fue el Sindicato de Enfermería Satse, en 2011. “La motivación principal fue difundir y visibilizar el papel de las enfermeras en la sociedad”, comenta Amelia Amezcua, portavoz del sindicato. Para ello, Enfermería TV tiene una doble vertiente, con canales dirigidos a la población sobre la prevención y el autocuidado, y otros enfocados a la actualización de conocimientos de los propios profesionales sanitarios.

En total, ya han producido más de 2.000 vídeos de acceso libre. “Es producción propia, se ha creado un plató de televisión donde se graban entrevistas, programas de actualidad sanitaria, algún directo…
El plató de televisión del sindicato Satse
Hay profesionales de la comunicación en plantilla, lo que ha aumentado la calidad, el rigor y el impacto de los temas”, detalla Amezcua.

Enfermería TV no solo fue pionera en su campo profesional, sino también en el mundo de los sindicatos, ya que, según su portavoz, este soporte informativo no se había utilizado antes en ninguna otra organización sindical. “La mayor ventaja es la accesibilidad y la flexibilidad que permite el uso de las nuevas tecnologías, sobre todo en un colectivo como el nuestro, tan a merced de los turnos y de los horarios. Esto mejora mucho la difusión de la formación y de la información”, añade.
La parrilla enfermera

Desde 2012, los profesionales de la Enfermería tienen otra tele especializada a su disposición: Canal Enfermero, puesto en marcha por el Consejo General de Enfermería (CGE). Pero, lejos de hacerse la competencia, conviven muy bien. “No somos incompatibles, cada uno tiene unos objetivos específicos que tienen que ver con las características propias de cada organización e, incluso, nos intercambiamos imágenes”,
Uno de los debates del Canal Enfermero
señala Alipio Gutiérrez, coordinador de Contenidos Audiovisuales del CGE y otra cara conocida de la pequeña pantalla. La parrilla del canal incluye un programa informativo (Diario Enfermero), uno de entrevistas (Entrevista con…), otro de reportajes (En Primera Línea) y otro de debates (El Debate).

“Los objetivos no son solamente funcionar como una televisión propia de todo lo que tiene que ver con el CGE, sino que también sirve de altavoz para todo lo que hace la profesión, tanto hacia dentro, para los propios enfermeros, como hacia fuera, para que la sociedad conozca cuál es el papel de la Enfermería”, explica Gutiérrez. En este sentido, hay una parte de contenidos de acceso restringido a través de la web para profesionales y otra parte pública a la que se entra desde YouTube, donde el canal ya tiene más de 1.000 suscriptores y 121.000 reproducciones (unas 10.000 al mes).

Aunque la aceptación no es inmediata, ya que lleva tiempo que las novedades calen entre los miembros de las organizaciones sanitarias, todas las experiencias audiovisuales puestas en marcha acaban consiguiendo impacto y reconocimiento. Quienes saben de esto aseguran que lo importante es que los canales sean dinámicos y huyan de los formatos tipo ponencia académica porque, al final, lo que la audiencia valora es la programación informal, espontánea y controvertida, similar a lo que se ve en la tele de casa.