¿Quiere recibir Revista Médica en su correo de forma gratuita?
22/03/2015 n229

Desde que en enero de 2002 en el Centro de Salud de Olivenza se iniciara la experiencia piloto de telemedicina y comenzaran las teleconsultas con los especialistas de su área situados en el antiguo Hospital Provincial de Badajoz, la telemedicina no ha dejado de crecer en Extremadura.

De hecho, de las 764 consultas que se contabilizaban en 2003, se ha pasado a las más de 11.000 en 2014, lo que demuestra la potencialidad e importancia que ha adquirido la implantación de este sistema en el Servicio Extremeño de Salud. Un servicio pionero en Extremadura y España, que está dando importantes resultados y que responde a las características singulares de la región extremeña: población envejecida, dificultad de traslado en zonas rurales y dispersión geográfica.

El sistema de telemedicina se implantó como proyecto inicialen dieciocho centros de salud de la comunidad autónoma extremeña. Actualmente, llega a 27 centros de salud, 13 hospitales, dos centros sociosanitarios, dos centros penitenciarios y en un centro tutelar de menores. Un total de 45 en la región.

Para 2015, el Servicio Extremeño de Salud, modernizará todos los equipos actuales a través del Plan Renove de Telemedicina que, además, duplicará el número de estaciones hasta llegar a 100, gracias a una inversión total de 500.000 euros.
Más de una década de experiencia

Extremadura suma más de una década de experiencia en telemedicina. Es la comunidad en la que las teleconsultas tienen más peso y su objetivo no es otro que garantizar una asistencia sanitaria de calidad en una región marcada por la dispersión geográfica.

Por eso son cada vez más los especialistas que cuentan en sus agendas con teleconsultas, de tal modo que un día a la semana, habitualmente, estos facultativos conectan con los diferentes centros de salud para atender a los pacientes que allí se encuentran.

Este sistema responde a una necesidad básica, muchos kilómetros para pocos hospitales de referencia que cuenten con la especialidad médica que el paciente necesita. Esto hace que en muchas ocasiones tanto pacientes como médicos tengan que desplazarse cientos de kilómetros para realizar la consulta. Así, se consigue reducir los desplazamientos que se hagan sean porque se necesitan explícitamente.

La telemedicina es posible para todos aquellos pacientes que no necesiten una exploración física. En general solo requiere hacer una entrevista a los pacientes y consultar una serie de pruebas de laboratorio, imágenes radiológicas o dermatológicas. En base de eso se emite un diagnóstico o el seguimiento de una patología que ya está instaurada.El paciente acude a su centro más cercano, que contará por una parte, con el equipo de videocomunicación, y luego la compartición de algunos tipos de imágenes como puede ser la imagen dermatológica. Otras como las radiografías ya están incorporadas al historial clínico digital de Extremadura (JARA)”.
24 especialidades

Una estación de Telemedicina es una herramienta que va más allá de un equipo que permite hacer videoconferencia. Es un sistema informático que uniendo funcionalidades de hardware y software, permite realizar un acto médico con garantías de calidad y seguridad, diseñado por el profesional de la salud: teleconsulta clínica.
Permite, además de los procesos asistenciales, realizar procesos de apoyo, telegestión, sesiones clínicas e información a los ciudadanos.

A lo largo de estos años el SES (Servicio Extremeño de Salud), ha ido incorporando diversas especialidades médicas en las consultas de Telemedicina, hasta un total de veinticuatro en la actualidad: Dermatología, Endocrinología y nutrición, Neumología, Traumatología, Medicina interna, Neurología, Oftalmología (retinografías), Nefrología, Salud Laboral, Reumatología, CMA, Radiología, Salud Mental, Digestivo, Geriatría, Hematología, Urología, Genética Pediátrica, Neurocirugía Pediátrica, Cribado del metabolismocáncer hereditarios, Inmunología, Endocrinología Pediátrica.

La integración de JARA ha sido un paso fundamental de la Telemedicina en Extremadura. El programa se puso en marcha en el año 2003, antes del diseño e implementación de Jara, la historia clínica electrónica de Extremadura, por lo que la renovación tecnológica había de pasar por la integración de la telemedicina en el sistema de información único del Servicio Extremeño de Salud para mejorar la calidad de la atención a los ciudadanos.
Novedades en la telemedicina extremeña

Entre las novedades que se vislumbran en la telemedicina extremeña destaca el Programa de Detección Precoz de Retinopatía Diabética en Atención Primaria, que tiene como objetivo principal reducir las complicaciones de esta patología, en especial la ceguera, mediante la realización de retinografías a los usuarios del SES con registro de Diabetes Mellitus.

A través de este programa se pretender mejorar la accesibilidad general, tanto temporal como geográfica, de la población a la retinografía, como prueba de cribado de la retinopatía diabética, aumentando al mismo tiempo la capacidad resolutiva de la Atención Primaria, para lo que el SES cuenta con 10 retinógrafos no midriáticos localizados en las 8 áreas de salud que irán rotando por los distintos centros de salud.

Otro proyecto novedoso es el pilotaje entre el Hospital de Talarrubias y la Unidad de Ictus del Hospital San Pedro de Alcántara de Cáceres un sistema de teleictus.Se trata de un sistema de videoconferencia audiovisual bidireccional que se utiliza para la valoración clínica a distancia por un neurólogo especialista de pacientes con sospecha de ictus. Esta valoración se realiza en tiempo real y se decide sobre su traslado y opción terapéutica trombolítica.

Esta videocomunicación se realiza con los estándares de calidad de imagen y sonido y de seguridad que requieren las tecnologías sanitarias.