¿Quiere recibir Revista Médica en su correo de forma gratuita?
22/02/2015 n225
El Celador
¡Nosotros también podemos!
Queda muy poco para las elecciones autonómicas y municipales –llamadme ansioso si queréis, pero las torrijas de Semana Santa están a la vuelta de la esquina y de ahí a mayo pasamos en un pispás–, y todavía no sé a quién votar. Bueno, ni yo sé qué papeleta depositar en la urna ni los partidos políticos parecen tener muy claro cuáles son sus candidatos. Vaya follones que se traen entre manos.
A mí esta incertidumbre me pone muy nervioso. Soy de los que les gusta tener bien organizadas las cosas: ya tengo contratadas mis vacaciones de verano y sé perfectamente dónde me toca cenar la próxima Nochebuena. Así que esto de estar a pocos días (sí, soy un agonías) de algo tan importante como unas elecciones (también soy de los que celebran la fiesta de la democracia, como buen hijo de la Transición), me parece fatal.
Va todo tan lento que igual hasta estamos a tiempo de organizar una formación política compuesta por celadores. Porque digo yo que, ya que estamos acostumbrados a cargar con el peso de la sanidad sobre nuestros hombros (y no lo digo en sentido figurado) y en contacto continuo con los más vulnerables (incluidos nosotros mismos, que de ‘casta’ no tenemos nada), podríamos aportar nuevas ideas para que todo fuera mucho mejor. ¿Qué? ¿Nos hacemos un Podemos?