¿Quiere recibir Revista Médica en su correo de forma gratuita?
09/03/2014 n175
Jugando con
    vidas humanas
El Celador

Leo y veo con horror, a través de los medios de comunicación, la situación que se vive en Ucrania durante las últimas semanas, próxima a una guerra civil. Mientras en las calles ya se cuentan por cientos los muertos, los líderes políticos que manejan nuestros hilos pisan moqueta cálida y negocian sentados en sus cómodos sillones, lejos del frío y e inhóspito escenario de la realidad.

En el fondo negocian ser más o menos poderosos jugando en un tablero en el que el precio son las vidas humanas. Los muertos, cuando son relatados por la tele, o por los periódicos, son solo cifras, un número que puede escandalizar más o menos a nuestra moral o conciencia mientras que comemos viendo el telediario.

Pero cuando ponemos la lupa, vemos a la persona. Yo, por suerte, nunca he vivido una guerra, pero sí creo que sé bastante del sufrimiento humano, porque lo veo a diario en el hospital en el que trabajo. La situación de sufrimiento que se genera detrás de cada caso; el desamparo que produce la enfermedad o un grave accidente; la incertidumbre en la antesala de la muerte.

Por eso me da tanta rabia cuando estos llamados líderes mundiales despliegan su tablero, y mueven unas fichas que salpican sangre y desconsuelo, aunque a ellos no les llegue nunca a manchar sus impolutos trajes, ni sus inmaculadas conciencias.