¿Quiere recibir Revista Médica en su correo de forma gratuita?
23/02/2014 n173
España no es país para médicos viejos

La jubilación forzosa a los 65 años, dictada en 2007 por el Estatuto Básico del Empleado Público, se ha abierto camino en la mayoría de las comunidades autónomas. Los médicos de casi todos los servicios de salud ya la cumplen y las posibilidades de prórroga son muy excepcionales en la práctica, aunque algunas consejerías sí reconocen la particularidad de la profesión. Alargar la carrera laboral es para muchos facultativos cuestión de dónde ejerzas.
Cristina Mouriño


Con la mejora de la esperanza y la calidad de vida, y de los avances tecnológicos, el médico se ha encontrado, al igual que otros profesionales, con que llega en una mejor condición física y psíquica a la edad marcada para la jubilación. Surge entonces la duda de si la Administración debe desechar el conocimiento y la experiencia dando paso a savia nueva, o, por el contrario, apostar por una prolongación en beneficio del sistema sanitario. En la mayoría de las comunidades autónomas (todas tienen transferidas las competencias de contratación para sus servicios de salud) se ha optado por no discutir lo que dice el Estatuto Básico del Empleado Público, que indica la jubilación forzosa del trabajador una vez alcanza los 65 años de edad. Sin embargo, hay un resquicio al que se han agarrado algunas consejerías para no perder el valor añadido que da un médico experimentado. “Se podrá solicitar la prolongación de la permanencia en el servicio activo como máximo hasta que se cumpla setenta años de edad. La Administración Pública competente deberá de resolver de forma motivada la aceptación o denegación de la prolongación”, permite la norma estatal.

Echando un ojo al mapa de España, se puede comprobar de un solo golpe de vista que los servicios de salud no quieren médicos viejos, y optan por jubilarlos en cuanto pueden. Algunas autonomías han justificado esta decisión en la necesidad de rejuvenecer sus plantillas dando entrada al mercado laboral a los más jóvenes. Otras, como es el caso de Madrid, han optado por establecer excepciones limitando la prolongación al 30 por ciento de su plantilla; o solo al personal emérito, como sucede en Cantabria y Galicia.


Están siendo muy frecuentes los procedimientos judiciales por parte de los profesionales para reclamar su derecho a seguir ofreciendo sus servicios más allá de los 65 años, sobre todo en el caso de aquellos a los que se concedió la prórroga antes de establecer la jubilación forzosa.

En doce de las diecisiete autonomías, concretamente Galicia, Castilla y León, Asturias, Baleares, Aragón, Navarra, Cantabria, Canarias, La Rioja, Murcia, Comunidad Valenciana y Castilla-La Mancha, se jubila forzosamente a los médicos una vez alcanzan los 65 años y aunque algunas contemplan la posibilidad de mantener en activo a los facultativos si las necesidades asistenciales lo requieren, lo cierto es que en la práctica las prórrogas son muy excepcionales, según han confirmado los sindicatos médicos de estas autonomías a 'Revista Médica'.

Cándido Andión

Galicia, solo el personal emérito prorroga
El presidente del Sindicato Médico de Galicia (CESM-Galicia) ha señalado que salvo muy contadas excepciones, se jubila a todos los médicos cuando cumplen los 65 años de edad. Cándido Andión asegura que solo el personal emérito puede prorrogar. La previsión para los próximos tres años es que se jubilen 740 profesionales dentro de la categoría de licenciado sanitario, según recoge el Plan de Ordenación de Recursos Humanos del Servicio Gallego de Salud.

José Luis Díaz Villarig

Castilla y León, jubilaciones masivas
Por su parte, José Luis Díaz Villarig, presidente del Sindicato Médico de Castilla y León (CESM-CyL), ha indicado a 'Revista Médica' que en 2013 se jubiló al 80 por ciento de los profesionales con edades comprendidas entre los 65 y los 70 años. Solo existen prórrogas si hay una necesidad asistencial clara.

Javier Alberdi

Asturias, muy pocas salvedades
En el caso de Asturias, el presidente del Sindicato Médico del Principado (Simpa), Javier Alberdi, ha asegurado que “no se prorroga prácticamente a nadie”. “Por norma general -ha explicado- se jubila a todo el personal una vez que cumple los 65 años”. El Simpa calcula que desde la entrada en vigor del Plan de Ordenación de Recursos Humanos en 2008 se ha jubilado a cerca de 500 profesionales.

Baleares, solo para especialidades determinadas
De forma general se jubila masivamente a los 65 años, según ha reconocido Isidro Torres, presidente del Sindicato Médico local (Simebal). “Se prorroga en casos muy excepcionales cuando se necesita personal en una especialidad determinada, como puede ser el caso de Cirugía Cardiaca”, ha indicado. El Simebal prevé que entre 2014 y 2016 se jubilen entre 150 y 200 médicos.
Aragón, desestimadas todas las solicitudes
Aragón, a través de la Mesa de Función Pública primero, y después también desde el Servicio Aragonés de Salud (Salud), decidió en 2012 limitar las prolongaciones en servicio activo de sus profesionales. Mercedes Ortín, vicesecretaria general de CESM-Aragón, ha subrayado que “se han desestimado todas las solicitudes de prórrogas, incluso las que ya estaban concedidas, de ahí que hayamos presentado recursos de alzada y judiciales porque entendemos que es una norma muy restrictiva”. “Hasta la fecha solo han prorrogado a un otorrino de Huesca que había presentado un recurso de alzada”, ha añadido.

Navarra, readmisiones por sentencias
La Comunidad Foral de Navarra, por norma general, prorrogaba a sus médicos hasta los 70 años; sin embargo, a partir de 2012 y dentro de los ajustes que acometieron en la Administración Pública, se fijó la jubilación forzosa a los 65. La vocal de Atención Primaria del Sindicato Médico de Navarra, Rosa Alás, ha apuntado que “hay sentencias a favor de la readmisión de algunos laborales y también de una parte del colectivo que ya tenía la prórroga previamente concedida”. “Se les tiene que readmitir porque la norma no tiene carácter retroactivo”, ha sentenciado.

Cantabria, solo personal emérito
La excepción para permanecer en el servicio activo en Cantabria es para el personal emérito. “El resto de los médicos estamos obligados a jubilarnos a los 65 años”, ha manifestado Vicente Alonso, vicesecretario general del Sindicato Médico de Cantabria. “Las prolongaciones son muy excepcionales y suelen venir motivadas por la falta de determinados especialistas”.

Levy Cabrera

Canarias, cien por cien de las reposiciones
Como en Cantabria sucede en Canarias. El secretario general del Sindicato Médico de Canarias, Levy Cabrera, ha explicado que “la Ley de Presupuestos de 2012 contemplaba que a partir de marzo de 2013 se jubilara todo el personal que cumplía los 65 años, sin excepción”. “Hemos alertado de que en determinadas especialidades no se va a tener sustitutos a corto plazo. Queremos que tengan en cuenta eso”. En el caso canario, su consejera de Sanidad, Brígida Mendoza, se comprometió a reponer al cien por cien de los profesionales jubilados, algo que, según Levy Cabrera, sí se está cumpliendo. Como en otras comunidades, también hay recursos judiciales de aquellos médicos a los que ya se les había concedido la prórroga.

La Rioja, no hay excepciones
La Rioja, por su parte, según informan desde el Sindicato Médico (CESM) regional, jubila sin excepción a todos sus profesionales cuando alcanzan los 65 años.

Francisco Miralles

Murcia, sin posibilidad de solicitarlo
Francisco Miralles, presidente del Sindicato Médico (CESM-Murcia), ha señalado que desde 2011 y a partir de las medidas de ajuste del sector público se suspendió la aplicación del acuerdo marco que permitía solicitar la prórroga por un periodo de dos años. La situación actual es que, salvo casos muy excepcionales, las jubilaciones se producen a los 65 años. CESM-Murcia calcula que se han jubilado más de 300 médicos de entre 65 y 70 años.

Andrés Cánovas

Comunidad Valenciana, camino del Supremo
La situación en la Comunidad Valenciana es similar. El secretario general del Sindicato Médico autonómico, Andrés Cánovas, ha explicado a 'Revista Médica' que la Consejería de Sanidad aprobó una orden que fijaba la jubilación forzosa a los 65 años. “Recurrimos esta orden y logramos la suspensión cautelar de la jubilación para aquellos que la tenían concedida previamente”, ha apuntado. “Hasta diciembre, hemos conseguido suspensiones cautelares de las personas que cumplían 65 años, pero en las últimas semanas el Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana ha cambiado su criterio y ha ordenado la jubilación de estos médicos”, ha señalado Cánovas. El presidente de CESM-CV asegura que están dispuestos a llegar al Supremo porque consideran que el personal de 60-70 años de edad reúne un conocimiento y experiencia que la Administración debería aprovechar. Sobre la posibilidad de prorrogar su servicio, Cánovas reconoce que “la orden establece excepciones pero en la práctica no lo hemos visto”. Estima que en el último año se han producido cerca de 180 jubilaciones.

Castilla-La Mancha, jubilación forzosa a los 65 años
El Plan de Ordenación de Recursos Humanos de 2011 establecía la supresión de las prórrogas. El Sindicato Médico regional (CESM-CLM) recurrió dicho plan y fue impugnado por el Tribunal Superior de Justicia de Castilla-La Mancha, según han confirmado fuentes de la Consejería de Sanidad y Asuntos Sociales. Por otro lado, la Ley de Presupuestos para 2014 no permite la prórroga en el servicio activo, por lo que el Servicio de Salud de Castilla-La Mancha también jubila forzosamente a sus profesionales a los 65.

Andalucía permite hasta los 67 años a todos
En el lado opuesto a estas doce, se encuentra Andalucía que permite que sus facultativos continúen hasta los 67. El presidente del Sindicato Médico de Andalucía (SMA), Antonio Rico, ha señalado que “se prorroga al cien por cien de los que lo solicitan”.

Madrid, un 30 por ciento puede pedir prórroga
La Comunidad de Madrid, por su parte, jubila a los 65 años; sin embargo, establece la excepción de que hasta un 30 por ciento de los profesionales puedan acogerse a la prórroga. Según recoge el Plan de Ordenación de Recursos Humanos regional, aprobado en marzo de 2013, entre 2013 y 2017 se prevén 1.231 jubilaciones de facultativos. Dentro de este personal, el Servicio Madrileño de Salud (Sermas) estima que se jubilarán 232 profesionales este año, 237 en 2015, 249 en 2016 y 275 en 2017.

Extremadura, el que quiere sigue hasta los 70 años
Según han confirmado fuentes de la Consejería de Salud y Política Social a 'Revista Médica', no aplica esta medida, por lo que se permite a los profesionales que continúen en activo hasta los 70 años. En 2013 lo solicitaron 32 médicos.

Cataluña, dos excepciones
La Generalitat catalana estableció en la ley de acompañamiento de los presupuestos de 2012 que la jubilación de sus médicos se produciría también a los 65 años, pero fija dos excepciones por las cuales los profesionales podrán continuar hasta los 70: si en el momento de cumplir la edad de jubilación forzosa le quedan seis años o menos de cotización para causar pensión de jubilación o excepcionalmente si se producen necesidades asistenciales. Según los datos proporcionados por Metges de Cataluña y recogidos en el Plan de Ordenación de Recursos Humanos del Instituto Catalán de la Salud, entre 2011 y 2015 se jubilarán 877 facultativos especialistas.

País Vasco, prórroga voluntaria hasta los 67 años
Por último, un acuerdo reciente entre el Sindicato Médico de Euskadi y el servicio de salud, Osakidetza, ha dado luz verde al nuevo plan de ordenación de recursos humanos que incluye la posibilidad de prorrogar voluntariamente la permanencia activa en el servicio hasta los 67 años. El Servicio Vasco de Salud plantea que los profesionales que así lo deseen podrán prorrogar voluntariamente la permanencia en el servicio activo hasta los 67 años. En caso contrario, se mantiene la posibilidad de acceso a la jubilación a los 65, mientras que quienes ejerzan una labor docente en la Universidad del País Vasco podrán mantener su actividad hasta los 70.