¿Quiere recibir Revista Médica en su correo de forma gratuita?
09/02/2014 n171
¿Quién hay detrás de
Rafael Matesanz?
El éxito de la Organización Nacional de Trasplantes (ONT) se fundamenta en una actividad y en unos resultados reconocidos en el mundo entero y en la autoridad clínica y gestora de Rafael Matesanz, el factótum del organismo desde sus orígenes. Pero hay otra razón adicional, no suficientemente conocida. Se trata de un joven grupo de médicos que trabajan junto a Matesanz, una sabia mezcla de nefrólogos y epidemiólogos que llevan cerca de una década en la Organización y que han alcanzado un grado de madurez personal y profesional que se refleja en la conformación de un equipo de alto rendimiento. ‘Revista Médica’ detalla sus perfiles y describe las claves que les convierten en piedra angular del prestigio y la continuidad de la ONT.


Ismael Sánchez
Atrás quedan los inicios quijotescos en los que Rafael Matesanz, con el único apoyo de dos secretarias, montó la ONT en el antiguo Hospital del Rey. Hoy nos recibe en uno de los pabellones del Instituto de Salud Carlos III, en un entorno privilegiado de Madrid, recóndito, pero relativamente céntrico y, sobre todo, muy, muy tranquilo. Cerca de su despacho se suceden otros donde sus colaboradores obran el milagro diario de dar más cuerda a la vida a través de los trasplantes. La ONT es más, mucho más que Matesanz. Trabajan unas 40 personas, pero sus principales colaboradores son ocho médicos.

Los comienzos, precarios
“En los 90, nuestros recursos humanos eran bastante precarios”, admite sin rubor Matesanz, que sitúa el punto de inflexión en 2004, cuando la ONT adquirió la categoría de organismo autónomo. “Creamos una estructura administrativa pequeña, pero muy eficaz. Comenzamos a incorporar a médicos, que prácticamente son los que han llegado hasta aquí con nosotros. Son profesionales de primera línea que además, han tenido un periodo de formación adicional sobre esta tarea que es muy específica. Ahora están en su madurez, bien coordinados con los profesionales de enfermería y con los soportes administrativo e informático de la Organización”.

Son médicos, básicamente nefrólogos (por razones históricas, y seguramente también por cercanía a la especialidad de Matesanz) y especialistas en Salud Pública y Epidemiología. Dirigidos por el más veterano, Gregorio Garrido, que es la síntesis del lado clínico (reumatólogo) y el lado epidemiólogo (especialista en Salud Pública) que se mezclan y se funden en la ONT y que ha ejercido en hospitales como La Paz, el Gregorio Marañón y el 12 de Octubre. Sobre sus hombros descansa la responsabilidad de la coordinación, que es santo y seña de la Organización y que se dirime en tres ámbitos: nacional, autonómico y hospitalario.
La coordinación, según Gregorio Garrido, jefe de los Servicios Médicos

“Aquí todos somos multifunción”, explica Eduardo Martín Escobar, con varias responsabilidades en su haber, comenzando por los programas de Docencia, Registro y Acreditación. Nefrólogo de especialidad, ha sido subdirector médico del hospital Ramón y Cajal, y en el plano de la gestión, subdirector general de Conciertos del Insalud y jefe de área de Conciertos del Ingesa. A su juicio, “el trabajo en la ONT te da la satisfacción de ver resultados rápidamente.

Eduardo Martín Escobar

Es decir, se reconocen de inmediato, porque son útiles para la sociedad. A mí, desde luego, y aunque parezca petulante, me gusta mi trabajo y vengo contento a trabajar”.

Una organización única
Algo hay en la ONT que atrae sobremanera. Es una organización muy peculiar y escuchando a sus médicos, parecen obtener un desarrollo profesional que no podrían recibir en otro sitio. “Hombre, luego hay siempre alguien que termina echando de menos el hospital, porque su lado clínico es muy fuerte”, describe Matesanz. “Pero mi impresión es que los que están ahora, están contentos porque su trabajo es muy operativo y han alcanzado un grado de especialización, cada uno en un campo concreto, muy difícil de igualar”.

El primer beneficiado del trabajo de estos profesionales es el propio director de la ONT: “Mi labor ha variado de manera fundamental en estos últimos años.

Rosario Marazuela

Antes tenía que hacer de todo, porque aunque ya íbamos contando con gente buena, aún estaba poco baqueteada. Creo que supimos dar tiempo a que las personas fueran madurando e iniciamos una progresiva delegación de funciones que ahora ya es plena”. Y no duda en entrar en una comparación desfavorable: “Estos médicos representan a la ONT mucho mejor que yo, porque, cada uno en su campo, me da cien mil vueltas”.

Es por ejemplo el caso de Rosario Marazuela, toda una experta en el ámbito normativo. Esta epidemióloga ha participado en diferentes proyectos relacionados con la calidad y la seguridad de la obtención y el trasplante de órganos, y sus actividades más recientes, fundamentalmente legislativas, han sido la redacción de la Directiva Europea sobre normas de calidad y seguridad de los órganos humanos destinados al trasplante, la redacción del Real Decreto de transposición de la anterior y la normativa de creación del Programa marco de calidad y seguridad, con el que se pretende establecer un sistema de revisión de procesos para la mejora continua. “Hay poca normativa, pero tiene que ser muy precisa y exhaustiva”, subraya Marazuela, una de las profesionales que cree en el liderazgo de Matesanz, circunstancia que influyó decisivamente en su incorporación a la ONT.

Elisabeth Coll

Trabajo versátil
Los neumólogos reunidos en Córdoba por Sanitaria 2000, en uno de los Encuentros Globales que organiza la editora de ‘Revista Médica’, tuvieron hace unos meses la oportunidad de comprobar el magisterio y la autoridad de Elisabeth Coll, responsable de Trasplante Pulmonar, que precisamente acudió a esta cita del máximo nivel profesional en representación de Matesanz. Con experiencia hospitalaria en el Clínico de Madrid y en la industria farmacéutica, esta epidemióloga gestiona el Registro Español de Trasplante Pulmonar, pero contribuye y ayuda en muchas más tareas: “Es lo bonito de la ONT, sus variables, que te permiten ser muy versátil en tu trabajo diario. A mí en particular me gusta mucho la investigación, y en ello estoy, porque los resultados que vamos obteniendo nos permiten avanzar como organización”. A su juicio, Matesanz es el líder “que necesitamos para poder hacer esas cosas nuevas que a cualquier profesional le apetece emprender”.

Beatriz Domínguez-Gil

Una de los principales artífices de la Directiva Europea de Calidad sobre calidad y seguridad en la donación y trasplante también trabaja en el equipo médico de la ONT. Se trata de Beatriz Domínguez-Gil, nefróloga y responsable del programa de Donación en Asistolia. También ha participado en la redacción del informe de la ONU sobre tráfico de órganos en el mundo. Nadie como ella para hablar del modelo español de trasplantes: “Su visibilidad es cierta desde hace veinte años y sigue en boca de todos los países que quieren mejorar en esta materia. Creo que vamos a seguir siendo referencia durante muchos años y aquí trabajamos duro para que así sea”.

Escuchando las impresiones de otros miembros del equipo, como las epidemiólogas Beatriz Mahillo y Gloria de la Rosa, y la nefróloga María Valentín, es posible constatar la implicación personal, la especialización en materias estimulantes, el trabajo en equipo que permite compartir proyectos y expectativas y, en suma, el reconocimiento personal y profesional que te transmite una organización como la ONT. Todos ellos son factores más que suficientes para aventurar muy poca rotación en los puestos médicos.
Las médicas Gloria de la Rosa, Beatriz Mahillo y María Valentín hablan sobre el trabajo en la ONT

“De verdad que es un grupo impagable, que ha costado conformar, pero que ahora nos está devolviendo con creces toda la inversión realizada”, concluye Matesanz, que al fin parece haber conseguido el propósito de todo buen director de grupos humanos: liderar a gente más capaz y brillante que uno mismo y asegurar de esta manera, pase lo que pase, el mantenimiento y pervivencia de una de las realidades más estimulantes del Sistema Nacional de Salud.