¿Quiere recibir Revista Médica en su correo de forma gratuita?
19/01/2014 n168
Europa
el nuevo ‘INEM’ para médicos y enfermeros
Revista Médica

La crisis económica ha provocado que los servicios de salud no contraten, más bien despidan; que los centros privados optimicen al máximo sus plantillas; y que en la cola del paro, lo que antes se llamaba el INEM (Instituto Nacional de Empleo), se acumulen más de 2.000 médicos y 11.000 enfermeros a la espera de una salida laboral. En España se les niega, y Europa se muestra como el único empleador en su horizonte.


No hay nada más frío, pero más real, que los datos estadísticos. Y estos describen que Europa se ha convertido en la única oficina de empleo que realmente funciona para los médicos y enfermeros españoles que buscan un trabajo acorde con su formación. En España, 2013 se cerró con casi 2.000 facultativos y 11.000 enfermeros apuntados al paro y con unas perspectivas muy complicadas.

Así al menos lo ven los propios profesionales, que cada vez se muestran más dispuestos a hacer las maletas. En este sentido, las cifras de médicos que quieren probar fortuna fuera de España las refleja la Organización Médica Colegial (OMC), que es quien expide los certificados de idoneidad. En el último año estas solicitudes crecieron un 36 por ciento respecto a 2012, alcanzándose las 3.279 (hasta noviembre), casi un millar más, siendo la franja de edad más habitual entre los 25 y los 35 años.

La situación de los enfermeros es casi peor. El sindicato Satse maneja un informe en el que advierte de que en menos de cinco años puede haber cerca de 75.000 profesionales desempleados, un 30 por ciento del total. Previsiones tan pesimistas vienen motivadas por lo ocurrido hasta el momento, con tres promociones (2011-2013) que en su totalidad se han ido, según esta organización, “a la cola del paro”.



¿Pero realmente hay trabajo para ellos fuera de nuestras fronteras? Parece que sí, y no solo para profesionales de la Medicina y la Enfermería, también para farmacéuticos, que sufren el paro, aunque en menor medida. La Red Eures, el portal de la Comisión Europea que aglutina las ofertas de empleo de los servicios públicos de los 28 Estados miembro de la Unión Europea (UE), ha iniciado 2014 ofertando un total de 9.421 puestos de trabajo para estos tres ámbitos en todo el continente. Alemania acapara la mitad de la demanda de facultativos y lidera también las ofertas para farmacéuticos, mientras que Finlandia se configura como la principal demandante de enfermeros y matronas.

Eures oferta 5.765 empleos para licenciados en Medicina en 23 países europeos. Más de la mitad de los puestos de trabajo vacantes proceden de Alemania, que requiere de 3.072 facultativos de prácticamente todas las especialidades para cubrir sus necesidades asistenciales en 2014. Le sigue Dinamarca como destino con mayor número de oportunidades laborales para médicos,

xxxxxx xxxx xxx xxxxx xxx

con 484 ofertas. También destacan por su volumen de ofertas Suecia (449 empleos), Austria (332), Noruega (265), Finlandia (153), Suiza (150) y República Checa (109).

En Enfermería, la red de la Comisión Europea registra 2.982 ofertas de empleo para 2014 en 19 países. Casi la mitad de la demanda la concentra Finlandia, que requiere de 1.325 enfermeros y matronas para cubrir plazas en su sistema sanitario. Suecia es el segundo país europeo con mayor demanda de este perfil profesional, con 601 empleos disponibles. Más abajo en la tabla de demandantes se sitúan Polonia (144 empleos), Bélgica (140), Noruega (135), Grecia e Irlanda (ambos con 131 puestos disponibles).

Para los licenciados en Farmacia hay 674 vacantes en 15 países europeos en este inicio de año. Aquí vuelve a ser Alemania el país donde más empleos se ofertan, con 347 puestos libres. Reino Unido (94 empleos), Finlandia (70), Suecia (59), Francia (29) y República Checa (27) configuran la mayor parte del resto de ofertas destacadas.


Cuidado con algunas ofertas
Para Víctor Aznar, presidente de Satse, “mientras que en España no se les ofrecen soluciones, otros países de nuestro entorno acogen con los brazos abiertos a nuestros profesionales enfermeros. ¿Por qué?, sencillamente porque sus respectivos sistemas sanitarios van a beneficiarse de un personal con una preparación y formación excelente. Países como Alemania, Gran Bretaña, Holanda, o Francia, entre otros, se frotan las manos al conseguir una mano de obra muy cualificada y comprometida”.

Su colega Máximo González Jurado, presidente del Consejo General de Enfermería (CGE), coincide en la apreciación, pero advierte del riesgo de que algunos países se estén aprovechando de la situación, ofreciendo a los profesionales españoles puestos de trabajo ‘low cost’. Es el caso de Alemania. Al parecer, según ha denunciado el CGE, diversas empresas están reclutando a enfermeros de nuestro país en facultades y colegios profesionales, ofreciendo puestos de trabajo fundamentalmente para residencias de la tercera edad en las que el sueldo medio es de 1.200 euros, 600 euros menos de lo que cobra una enfermera en el sistema sanitario público español. Estas profesionales se trasladan al país germano sin certificación oficial expedida porque su estatus profesional allí se rebaja considerablemente al ‘convertirse’ en auxiliares. Según González Jurado, “España esté subvencionando el sistema sociosanitario alemán a bajo coste”. En cambio, señala que la situación alemana no se extrapola a otros países europeos como los escandinavos o el Reino Unido, donde el desarrollo profesional está plenamente reconocido.



Desde la OMC, su secretario general Serafín Romero también expresa que “estamos graduando a médicos que no van a poder acceder ni a la formación sanitaria especializada” y que tendrán que emigrar para encontrar un empleo. Ha existido una “malísima planificación”, se lamenta Romero, para quien el problema radica en la falta de un registro de profesionales cuya puesta en marcha han aventurado varios ministros de Sanidad ya, pero que ninguno ha cristalizado hasta la fecha.

El secretario general de esta corporación señala que la realidad es que en los próximos años se van a jubilar cerca de 50.000 médicos en España, y sin embargo no se conocen cuántas de estas plazas se van a reponer porque la crisis está obligando a dejarlas vacantes. “La tasa de reposición es del 10 por ciento para todo el personal público, no se tiene en cuenta que el médico es un trabajador diferente y se aplica sin tener en cuenta las necesidades”, asegura. Para cubrir las jubilaciones en los próximos años, se estableció aumentar el númerus clausus hasta 7.000, pero “no existe esa necesidad”. “Habrá que reajustar otra vez las necesidades de médicos y hacer por fin un registro de profesionales”, opina el secretario general de la OMC. Ante esta situación, lamenta que este pasado año ya fueron aproximadamente 3.000 médicos los que emigraron para buscar trabajo en el extranjero.

Para el presidente del Consejo Estatal de Estudiantes de Medicina, Enrique Lázaro, “la apertura indiscriminada de facultades de medicina y el aumento de los numerus clausus ponen claramente en peligro nuestro futuro. ¿Tendremos que emigrar forzosamente para poder finalizar nuestra formación o para encontrar un empleo?”. La pregunta del líder estudiantil por ahora solo tiene la respuesta en los datos del paro en España y en las ofertas laborales que llegan desde otros países europeos.