¿Quiere recibir Revista Médica en su correo de forma gratuita?
28/10/2013 n156
El Celador
Obama y la cita previa ‘made in Spain’
Vaya jaleo que se ha montado con la página web del sistema éste de salud que está haciendo Obama en Estados Unidos para los pobres. Que si no funcionaba, que si se ha colapsado. Que si mejor llamar por teléfono. En España eso no nos pasa, porque lo solucionamos todo haciendo cola y nos dejamos de inventos. Yo muchas veces he intentado pedir cita por teléfono en el centro de salud que hay al lado de mi hospital y nunca he podido, siempre he tenido que ir en persona y ponerme detrás del que tiene un constipado a esperar mi turno.
“¿Y eso de Obama de la salud qué es?”, me ha preguntado esta semana mi compañero Manolo, el del Atleti, en uno de nuestros ‘cafeses’. La verdad, yo se lo he explicado a mi manera, porque no estoy muy convencido de que sea así. “Pues mira, en Estados Unidos no es como en España, que la sanidad es gratis para todos. Allí te rompes una pierna, y zas, te cobran. Vas al médico porque tienes migraña, y zas, te cobran. Y ahora Obama quiere que los pobres tengan un seguro que les cubra al menos lo básico”. “Ahhh, como si aquí le pagaran el seguro a terceros de un Seat Panda a uno que no tuviera para pagarse el de un Mercedes”, me ha respondido. “Más o menos”, le he dicho. A Manolo hay que darle la razón a veces, porque no está sobrado de ella.
La conversación con Manolo me dejó pensativo cuando volvía en metro a casa. “Joé, tener que pagar para ir al médico si te duele alguna tontería, o si tienes un tumor como un huevo duro. Eso es muy fuerte”. Levanté la mirada y justo el del asiento de enfrente iba leyendo el ’20 minutos’. “El Sistema Nacional de Salud es insostenible, está en riesgo”, decía uno de nuestros políticos. Del susto, me entró una flojera que al llegar a casa tuve que llamar para pedir cita con el médico. Y claro, me acordé de Obama, porque no lo logré por teléfono, y al día siguiente tuve que ir a hacer cola.